Entrega de paquetes en la UE: nuevas reglas para facilitar la comparación de precios 

 
 

Compartir esta página: 

El pleno del Parlamento Europeo respaldó este martes, 13 de marzo, medidas dirigidas a aumentar la transparencia en los servicios de entrega de paquetes entre distintos países de la UE.

Los altos precios de entrega de paquetes entre países de la UE constituyen uno de los principales obstáculos al comercio electrónico. Las tarifas para paquetes enviados de un país de la UE a otro pueden ser hasta cinco veces más altas que los precios nacionales, según el último estudio del Parlamento Europeo.

Impacto de la falta de transparencia

 

La falta de transparencia en el sector puede alentar a los operadores postales a cobrar precios irrazonablemente altos. Los consumidores lo tienen difícil para tomar decisiones informadas, así como para acceder a una gama más amplia de productos, sobre todo si se encuentran en zonas periféricas.

 

Las empresas que centran su actividad en el comercio electrónico, sobre todo las más pequeñas, también se ven directamente afectadas puesto que los elevados precios pueden provocar que dejen de hacer negocios con otros países comunitarios.

 

El papel del Parlamento Europeo

 

El pleno del Parlamento Europeo respaldó el 13 de marzo el informe parlamentario sobre una normativa que busca hacer más transparente y competitivo el mercado transfronterizo de entrega de paquetes en la UE. El objetivo es reducir las barreras al comercio electrónico y favorecer a consumidores y minoristas electrónicos.

Estas nuevas reglas se suman a las medidas adoptadas para acabar con el llamado “bloqueo geográfico” para determinados productos, también dirigidas a facilitar el comercio electrónico en la UE.

 

Próximos pasos

Una vez que las nuevas normas entren en vigor, la Comisión Europea evaluará el progreso realizado y decidirá si se necesitan medidas adicionales.

¿Qué cambiará la nueva normativa? 
  • Los consumidores y minoristas electrónicos tendrán la posibilidad de consultar la lista de precios y buscar las mejores ofertas.  
  • Los servicios de mensajería deberán proporcionar a los clientes información clara sobre los precios y condiciones de entrega. 
  • Las autoridades postales nacionales recopilarán datos de los operadores para supervisar el mercado y evaluar los aranceles irrazonablemente altos.