Moraes defiende que se equilibre la protección de la privacidad y la necesidad de vigilar 

 
 

Compartir esta página: 

Claude Moraes, Presidente de la comisión parlamentaria de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior 

El espionaje indiscriminado realizado por autoridades extranjeras y nacionales atrae la atención desde que Edward Snowden lo desvelara a la prensa en 2013. Esta semana, la comisión parlamentaria de Libertades Civiles votó sobre la cuestión y el pleno de la Eurocámara debatió sobre la protección de datos tras una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, Recopilamos aquí las de nuestros seguidores en Facebook a Claude Moraes, Presidente de la comisión de Libertades Civiles.

Señor Moraes, ¿cómo afecta al espionaje indiscriminado y a la protección de la privacidad la reciente sentencia sobre la transferencia de datos a los denominados como puertos seguros, situados en el exterior de la Unión Europea?


La reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la UE es una sentencia dura que indica que hay que poner fin a los puertos seguros. Y esto es así porque los estándares de protección de datos en la Unión Europea son mucho más elevados que en Estados Unidos.


Todos nuestros datos, desde Facebook a las búsquedas en Google y las transacciones financieras, siguen encaminándose a Estados Unidos en función de diferentes acuerdos. Las empresas tendrá que proteger nuestros datos de otra manera a causa de Estados Unidos.


Muchos usuarios de Facebook también se muestran preocupados por ser vigilados por sus propios Gobiernos y por Europol.


Es verdad que en nuestra investigación sobre la vigilancia indiscriminada identificamos que cabía preocuparse por la vigilancia a cargo de nuestros propios Gobiernos y servicios de inteligencia. Pero aquí en Europa tenemos unos estándares más elevados de protección que en EEUU, y somos más ambiciosos en esta cuestión.


Es muy importante disponer de servicios de inteligencia. Realizan un trabajo importantísimo para protegernos de amenazas exteriores, del terrorismo y de otras amenazas contra la seguridad. Pero es importante que exista una extructura ante la que tengan que rendir cuentas para que no se excedan y no invadan nuestra privacidad si es innecesario.


Puede hacer clic aquí para leer más noticias del Parlamento Europeo.


¿En qué medida se nos controla o se nos puede controlar a través de las redes sociales?


Creo que ahora se acepta que controlan nuestro comportamiento en las redes sociales. De lo que no se es tan consciente es de cómo se hace. Desde luego, graciasa la investigación sobre la vigilancia indiscriminada que hicimos en el Parlamento Europeo, descubrimos con exactitud lo que está pasando. Sospechábamos muchas cosas. Cuando vimos lo que Edward Snowden dijo, nos enteramos de muchas más.


La pregunta para la mayor parte de los ciudadanos que están más o menos al corriente de se puede acceder a sus conversaciones, a sus correos electrónicos y a sus datos, es si se está haciendo por razones adecuadas. ¿Es para protegernos de amenazas como el terrorismo?


Cada vez hay más pruebas que muestran que el equilibrio entre la privacidad y la seguridad se desplaza hacia la dirección equivocada. La forma de volver atrás es comprender la tecnología, garantizar que tenemos un sistema de pesos y contrapesos que garantice que hay estructuras ante las que rendir cuentas.