Compartir esta página : 
Infografía sobre la fragmentación del mercado de defensa de la UE y cómo se puede hacer más con menos        
Infografía sobre la fragmentación del mercado de defensa de la UE y cómo se puede hacer más con menos. 

La duplicación, el exceso de capacidad y las barreras a la licitación pública en materia de defensa suponen miles de millones de euros desaprovechados. El pleno ha aprobado un informe, elaborado por Esteban González Pons y Michael Gahler, que aboga por evitar todas estas situaciones y fomentar la coordinación entre países. Los retos de seguridad en Europa y la presión de EEUU para que la UE aumente su inversión en defensa podrían acelerar un cambio en este sentido.

En 2016, la Unión Europea, junto con la OTAN, ha acordado una serie de iniciativas que ofrecen oportunidades para un nuevo nivel de cooperación en materia de defensa.


Según el Parlamento Europeo, la voluntad política es todo lo que falta para una cooperación más estrecha en materia de defensa de los Estados miembros, ya que los instrumentos y las posibilidades legales ya están consagrados en el Tratado de Lisboa.


"Una mayor integración de la defensa también tendrá ventajas operativas", señaló el popular español Esteban González Pons en un debate en sesión plenaria el 15 de marzo al presentar el informe sobre las posibilidades actuales de la política de seguridad y defensa. "Los Estados miembros estarían en condiciones de lanzar proyectos que no podrían hacer por sí mismos", añadió.


El popular alemán Michael Gahler, por su parte, aclaró que "no estamos llamando a la militarización de la UE".


Gastar más de manera más eficiente


Los presupuestos de defensa han caído abruptamente desde la crisis económica y aunque esta tendencia ha comenzado a cambiar, las finanzas públicas todavía dejan poco margen. Catorce países de la UE aumentaron los gastos de defensa como proporción del PIB desde 2014. El 60 por ciento del gasto en defensa se produjo en el Reino Unido, Francia y Alemania.


Sin embargo, Estados Unidos fue el país que más gastó en defensa, el doble que la UE.


Los eurodiputados han pedido a los gobiernos nacionales que eleven el gasto en defensa al 2 por ciento de su presupuesto, un umbral al que por el momento solo llegan Grecia, Estonia y el Reino Unido. También instan a los países a que unan sus recursos para acabar con la fragmentación del mercado, que lo hace tan ineficaz.


En el informe, los eurodiputados señalan que el nivel de eficiencia de la UE en seguridad y defensa equivale al 10-15 por ciento de la de los Estados Unidos, y sugieren que la Comisión Europea podría facilitar la cooperación en materia de defensa a través de la Agencia Europea de Defensa.


Compartir recursos militares y coordinar la planificación


Los países europeos tradicionalmente favorecen a sus fabricantes nacionales y proveedores de armas, lo que explica por qué el mercado de la defensa en Europa está tan fragmentado.


La UE cuenta 154 sistemas de armas diferentes y 17 sistemas diferentes de tanques de combate, por ejemplo, frente al sistema único de EEUU.


Además de eso, los países europeos están pagando un precio más alto por el material que compran, pero podrían ahorrar hasta un 30 por ciento si realizasen las compras de manera conjunta. A su vez ese dinero podría invertirse en investigación y desarrollo, donde los europeos también están rezagados.


Defensa y seguridad


Gastar más dinero en defensa no significa automáticamente más seguridad. Hay otros aspectos como la cooperación al desarrollo para estabilizar los países vecinos de Europa, medidas para prevenir y atajar los flujos migratorios masivos y luchar porque se cumpla el derecho internacional. El Parlamento hace referencia a todos estos aspectos en su posición para una estrategia global de la UE.

Infografía sobre los resultados de Eurobarómetro        
¿Qué opinan los europeos? 


¿Qué dicen las estadísticas?


El 66  por ciento de los europeos se muestran a favor de hacer más en materia de defensa, según el último Eurobarómetro sobre terrorismo y radicalización.