El Parlamento quiere evitar que regímenes autoritarios espíen a sus ciudadanos 

 
 

Compartir esta página: 

Los eurodiputados debaten hoy y votan mañana nuevas medidas de control a la exportación de dispositivos de vigilancia cibernética.

La UE está actualizando sus normas sobre el control a la exportación de los denominados artículos de “doble uso”, dispositivos de vigilancia cibernética que pueden ser utilizados tanto para fines civiles como militares, por ejemplo para desarrollar armas de destrucción masiva o cometer actos terroristas. El objetivo es proteger los derechos humanos e impedir que regímenes autoritarios espíen a sus propios ciudadanos con la ayuda de productos europeos.

 

¿Qué cambiará?

 

Las normas en vigor serán actualizadas para adaptarlas a los últimos desarrollos tecnológicos. Para prevenir los abusos en materia de vigilancia, la nueva normativa añadirá algunos dispositivos de ciber-vigilancia a la lista de productos que necesitan aprobación de las autoridades nacionales antes de su exportación. Entre ellos se incluirían aparatos para interceptar teléfonos móviles, acceder a ordenadores, eludir contraseñas o identificar usuarios de internet. Estos dispositivos se utilizan a menudo contra la población civil, la oposición política y los activistas.

 

La comisión de Comercio del Parlamento ha propuesto establecer criterios y definiciones claras para fortalecer el derecho a la privacidad, los datos y la libertad de reunión. Los eurodiputados propusieron también introducir sanciones similares en toda la UE en caso de incumplimiento.

 

Más sobre los dispositivos de “doble uso”

 

Los artículos de doble uso son bienes, software y tecnología concebidos para funciones civiles, pero que pueden llegar a utilizarse con fines militares o para desarrollar armas de destrucción masiva. Se trata de productos como reactores nucleares, unidades de refrigeración industrial, explosivos, sistemas y equipos de vigilancia y productos químicos que pueden convertirse en agentes químicos tóxicos.

 

La UE cuenta en la actualidad con una normativa que establece principios básicos y normas comunes para el control de la exportación y la transferencia de artículos de doble uso. Además de una lista de artículos de doble uso común en la UE, existe coordinación y cooperación entre los países miembros para implementar y hacer cumplir las reglas. La actualización de estas normas permitirá adaptarlas a los últimos avances.