Defensa: ¿está la UE creando un ejército europeo? 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

Aunque aún no existe un ejército de la UE y la defensa sigue siendo una prerrogativa nacional exclusiva, la UE ha dado recientemente grandes pasos para impulsar la cooperación.

Imagen de la Agencia Europea de Defensa.  

Desde 2016, ha habido un progreso significativo en el área de seguridad y defensa de la UE con varias iniciativas concretas a escala comunitaria para impulsar la cooperación y reforzar la capacidad de Europa para defenderse.

A continuación le resumimos los últimos desarrollos:

Altas expectativas para la defensa de la UE

Los europeos esperan que la UE garantice la seguridad y la paz. Tres cuartas partes (75%) están a favor de una política común de defensa y seguridad de la UE, según la encuesta Eurobarómetro especial sobre seguridad y defensa de 2017, y una mayoría (55%) estuvo a favor de la creación de un ejército de la UE. Más recientemente, el 68% de los europeos dijo que les gustaría que la UE hiciera más en defensa (encuesta del Eurobarómetro de marzo de 2018).

El apoyo más fuerte para una mayor participación de la UE en seguridad y defensa se registró en Chipre (92%), Rumanía (80%) y España (78%).

Los líderes de la UE saben que ningún Estado miembro puede abordar las amenazas de seguridad actuales de forma aislada. El presidente francés, Emmanuel Macron, apoyó en 2017 la idea de un proyecto militar europeo conjunto. La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció, por su parte, que “deberíamos trabajar en la visión de algún día establecer un ejército europeo adecuado", en su discurso ante el Parlamento Europeo en noviembre de 2018. Avanzar hacia una unión de seguridad y defensa ha sido una de las prioridades de la Comisión Europea liderada por Jean-Claude Juncker.

Acciones recientes de la UE para mejorar la cooperación en defensa

El Tratado de Lisboa prevé una política común de defensa de la UE (artículo 42, apartado 2, del TUE). Sin embargo, el tratado también establece claramente la prioridad de la política de defensa nacional, incluida la pertenencia a la OTAN o la neutralidad (esta segunda en la línea de Irlanda, Chipre, Malta, Austria, Finlandia y Suecia).

En los últimos años, la UE ha comenzado a implementar iniciativas ambiciosas para proporcionar más recursos, estimular la eficiencia, facilitar la cooperación y apoyar el desarrollo de capacidades:






  • Desde junio de 2017, una nueva estructura de comando y control (MPCC) para mejorar la gestión de crisis de la UE.
Eurobarómetro 2018: porcentaje de europeos que piensan que la UE debería hacer más en seguridad y denfesa.  

Gastar más, gastar mejor, gastar juntos

En la cumbre de Gales de la OTAN en 2014, los países de la UE que son miembros de la Alianza se comprometieron a gastar el 2% del PIB en defensa para 2024. El Parlamento Europeo ha pedido a los Estados miembros que lo cumplan.

Las últimas estimaciones de la OTAN muestran que solo seis países (Grecia, Estonia, el Reino Unido, Rumanía, Polonia y Letonia) gastan el 2% del PIB en defensa. Según las cifras de la Alianza Atlántica, España, con un 0,92% del PIB, es el socio que menos gastó en defensa en 2019 tras Luxemburgo (0,55%). Otros países destinaron en 2019 más que España a defensa, pero tampoco llegaron al 2% como Francia (1,84%), Alemania (1,36%) e Italia (1,22%).

Sin embargo, construir la defensa de la UE no solo consiste en gastar más, sino en gastar de manera eficiente. Los Estados miembros de la UE colectivamente son el segundo actor mundial que más gasta en defensa tras EEUU.

Pero se calcula que se pierden 26.400 millones de euros cada año debido a la duplicación, el exceso de capacidad y las barreras para la adquisición. Como resultado, se utilizan por encima de seis veces más sistemas de defensa en Europa que en los Estados Unidos. Aquí es donde la UE puede proporcionar marcos e incentivos para que los países colaboren.

Si Europa va a competir en todo el mundo, tendrá que agrupar e integrar sus mejores capacidades, ya que se estima que para 2025 China se convertirá en el segundo país más grande en defensa del mundo después de EEUU.

La posición del Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo ha pedido en repetidas ocasiones que se aproveche al máximo el potencial de las disposiciones del Tratado de Lisboa para avanzar hacia una unión europea de defensa. Siempre respalda una mayor cooperación, una mayor inversión y una combinación de recursos para crear sinergias a nivel de la UE con el fin de proteger mejor a los europeos.

¿Son realistas las grandes expectativas?

Aparte de los desafíos prácticos, la UE necesita reconciliar diferentes tradiciones y diferentes culturas estratégicas. El Parlamento cree que la UE debería desarrollar una estrategia sobre defensa para afianzar el desarrollo de la futura política de defensa de la UE.