"La cuestión no es quién es el número uno en la empresa, sino dar oportunidades a las mujeres" 

 
 

Compartir esta página: 

Las eurodiputadas Evelyn Regner y Rodi Kratsa-Tsagaropoulou  

En vísperas del Día Internacional de la Mujer, aún son llamativas las desigualdades entre géneros en materia de empleo. Los eurodiputados trabajan para impulsar la presencia femenina entre los altos cargos de las empresas. En la Unión Europea, sólo el 13,7 por ciento de los puestos de máxima responsabilidad en las grandes compañías están ocupados por mujeres. Las eurodiputadas Evelyn Regner, socialista austriaca, y Rodi Kratsa-Tsgaropoulou, popular griega, nos dan su visión en esta entrevista.

Pregunta: ¿Por qué decidieron abordar la presencia de las mujeres en los consejos de las compañías, un asunto que sólo representa un pequeño porcentaje de los trabajadores?

Regner: ¡Ya era hora! Es cuestión de justicia y de igualdad de trato. Cuando quieres que el mundo económico funcione, no tienes que ir siempre con las orejeras puestas. No puedes dejar de lado a la mitad de la población.


Kratsa: Es una cuestión muy simbólica. Si las mujeres estuvieran mejor tratadas en rangos inferiores de la jerarquía, no necesitarían medidas particulares para alcanzar la cumbre. Cuantas más posibilidades tengan las mujeres, más fácil les resultará acceder a los consejos de administración. Y, tal y como afirman varios estudios, el rendimiento de las empresas saldría reforzado.

¿Será difícil lograr en algunos sectores empresariales que los consejos de administración estén constituidos por, al menos, un 40% de cada sexo?

Regner: Por supuesto que será un desafío. Pero es necesario que haya al menos un 30 por ciento de mujeres en los consejos para cambiar la forma de trabajar y de ver las cosas. Sin embargo, deberíamos ser flexibles: en una empresa cuya producción se destina sobre todo a los hombres, y donde casi todos los trabajadores son hombres, no creo que el consejo deba tener un 30 por ciento de mujeres. Aun así,  esta cifra marca la dirección correcta.

Kratsa: Estoy a favor de un objetivo concreto. La propuesta de directiva es realista y aplicable. Disponemos ya de una base de datos de casi 8.000 mujeres en Europa que tienen la ambición, la experiencia y las competencias necesarias para formar parte de un consejo de administración.

¿Cuáles son las siguientes medidas que el Parlamento Europeo debería tomar para equilibrar el mundo laboral en cuestiones de género?


Regner:
Necesitamos un porcentaje más equilibrado de mujeres en toda la estructura de la empresa y, por ello, son necesarios programas para impulsar la cualificación de la mujer. No es cuestión de quién es el número uno, sino de que las empresas den oportunidades a las mujeres en todos los cargos. Las sanciones también son importantes para que la directiva sea eficaz.

Kratsa: Ahora hace falta centrarse en la cuestión de las infraestructuras sociales, en la conciliación de la vida personal y profesional, y en la meritocracia en las empresas para dar más espacio, más visibilidad y más valor a las mujeres.