Compartir esta página: 

Activos, educados y, en muchos casos, sin trabajo. Más de 5,3 millones de europeos de menos de veinticinco años de edad no logran encontrar un empleo, lo que convierte al empleo juvenil en una de las principales prioridades de la Unión Europea (UE). En vísperas del Día Internacional de la Juventud este 12 de agosto, este artículo detalla las iniciativas de la UE para ayudar a los más jóvenes.

La Garantía Juvenil es el nuevo instrumento de la Unión Europea para combatir el paro juvenil. Su objetivo es garantizar que ningún joven menor de 25 años esté sin trabajo ni formación durante más de cuatro meses. Alrededor de 10.000 millones de euros del Fondo Social Europeo y 6.000 millones de la Iniciativa de Empleo Juvenil se invierten en la lucha contra el desempleo entre la juventud.


El Parlamento Europeo reclamó el mes pasado un aumento de la financiación e iniciativas más decididas para luchar contra el paro juvenil, iniciativas entre las que se incluirían estándares mínimos sobre las prácticas profesionales y salarios dignos.

Una joven con una bandera de Europa pintada en la mejilla, durante el Evento Europeo de la Juventud celebrado esta primavera en Estrasburgo 

 Erasmus

Más de 3 millones de personas han participado en el programa Erasmus desde su puesta en marcha en 1987, lo que lo convierte en uno de los programas más populares de la Unión Europea.


270.000 estudiantes recibieron el año pasado una beca de la Unión Europea para estudiar o hacer prácticas en un país europeo diferente al suyo. Y en septiembre comienza su andadura Erasmus+, una versión mejorada de este programa.


Evento Europeo de la Juventud


El Parlamento Europeo acogió el pasado mes de mayo el primer Evento Europeo de la Juventud. Miles de jóvenes acudieron a Estrasburgo para intercambiar y debatir ideas sobre el futuro de Europa. El informe final de este evento, con sus conclusiones y recomendaciones, ha sido entregado a los eurodiputados.