Reformar el sistema de comercio de emisiones 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

Imagen de una planta industrial ©BELGA_AGEFOTOSTOCK  

Los eurodiputados debaten este 7 de julio y votan el 8 un acuerdo informal alcanzado con los Gobiernos de los países de la Unión Europea (UE) para reformar el sistema europeo de comercio de emisiones (ETS según sus siglas en inglés). El objetivo es reducir las emisiones de gases con efecto invernadero y combatir el cambio climático. La futura legislación abordará los desequilibrios entre la oferta y la demanda de permisos de emisión, desequilibrio que desincentiva las inversiones verdes.

El sistema de comercio de emisiones es un instrumento para reducir las emisiones industriales de gases con efecto invernadero. Este sistema establece que las plantas de generación de energía, las aerolíneas, y otras empresas puedan comprar o vender licencias de emisión o permisos para contaminar. Para que la medida coseche frutos, la compra-venta se debería realizar a un precio que las anime a buscar alternativas para ahorrar energía y reducir sus emisiones.


En la actualidad, el precio de mercado de estos permisos es muy bajo porque la demanda se ha desplomado por, entre otras razones, la crisis; al mismo tiempo que el suministro se mantiene constante. En 2013, había un exceso de alrededor de 2.000 millones de licencias comparado con las emisiones reales, que podría alcanzar los 2.600 millones en el horizonte de 2020. Cada licencia concede a su titular el derecho de emitir el equivalente a una tonelada de CO2.


El exceso de oferta rebaja los precios y reduce los incentivos para que las empresas inviertan con objetivos medioambientales. De modo que se ve seriamente comprometida la eficacia del comercio de emisiones para enfrentarse al cambio climático.


Puede hacer clic aquí para leer más noticias del Parlamento Europeo.


Para salir del atolladero, el Parlamento Europeo votó en julio de 2013 a favor de una medida temporal destinada a permitir que algunas licencias cuya subasta estaba programada para el periodo 2014-2016 se retrasaran hasta 2019-2020. También se contempla la creación de una reserva que estabilice el mercado. Si el exceso supera un cierto umbral, se retirarán licencias del mercado y se depositarán en la citada reserva. Si más adelante fuera necesario, se podría volver a poner en circulación en el mercado las licencias previamente retiradas.


El acuerdo informal alcanzado en mayo entre la Eurocámara y el Consejo, institución esta última que reúne a los Gobiernos de los veintiocho Estados de la UE, prevé introducir la reserva para estabilizar el mercado al inicio de 2019, en lugar de en 2021, fecha inicialmente propuesta por la Comisión Europea. El acuerdo también contempla que las licencias cuyas subastas se hayan retrasado y otras licencias sin utilizar permanezcan en la reserva en lugar de devolverlas al mercado.


La cuestión será debatida en el pleno del Parlamento Europeo este martes 7 de julio por la tarde. La votación se celebrará el miércoles.