Crisis de refugiados: qué hacer para no repetir los errores del pasado 

 
 

Compartir esta página: 

Una madre y su hija tras ser rescatadas en el mar ©UNHCR/Achilleas Zavallis 

Aunque la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex), estima que el número de refugiados e inmigrantes llegados a las costas europeas disminuyó en dos tercios en 2016, esto no significa que la crisis migratoria haya terminado. La significativa caída de las llegadas a Grecia contrasta con el número récord registrado en Italia y con un total de más de 5.000 personas fallecidas o desaparecidas. De hecho, la ONU asegura que 2016 ha sido el más letal en el Mediterráneo.

El Parlamento Europeo celebró esta semana una serie de reuniones con representantes de ACNUR, la presidencia maltesa de turno de la UE y de la Comisión Europea para reflexionar sobre la crisis migratoria.


El ministro maltés de Interior y Seguridad Nacional, Carmelo Abela, compareció este jueves ante la comisión parlamentaria de Libertades Civiles en representación de la presidencia de turno del Consejo de la UE, que este semestre ocupa Malta, y se comprometió a abordar las divergencias entre los gobiernos nacionales sobre la política migratoria.


"La base del diálogo debe ser la responsabilidad y la solidaridad. Directamente o indirectamente, todos los estados miembros se ven afectados por la migración", sostuvo. Se mostró partidario de dar refugio a los necesitados, pero recalcó que la repatriación de las personas que no cumplen los requisitos para recibir asilo debe ser rápida.


Pacto migratorio con Turquía


Abela instó también a que se respete el pacto migratorio entre la UE y Turquía. Un acuerdo que la eurodiputada socialista portuguesa Ana Gomes consideró “ilegal e inmoral” durante el encuentro con la Comisión Europea que se produjo también este jueves.


Sobre la sugerencia de alcanzar un acuerdo con Libia basado en el pacto con Turquía, el director de la oficina del ACNUR para Europa, Vincent Cochetel, afirmó que "Este no puede ser el plan para Libia". Una opinión que secundó la eurodiputada holandesa del grupo de Los Verdes Judith Sargentini.


El eurodiputado popular holandés Jeroen Lenaers, por su parte, consideró que el acuerdo entre la UE y Turquía ha resultado en una reducción del número de muertes entre las personas que intentaban llegar a Grecia, pero subrayó que para que funcione “debemos asegurarnos de que las condiciones de acogida de los refugiados sean mucho mejores".


La responsable del Parlamento Europeo para el acuerdo con Turquía, la eurodiputada socialdemócrata holandesa Kati Piri, criticó el anuncio de la Comisión antes de Navidades acerca de reanudar la transferencia de solicitantes de asilo a Grecia en virtud del reglamento de Dublín -que incluye principios como el del país de entrada, según el cual el Estado miembro responsable de tramitar la solicitud de asilo deber ser el primero por el que el refugiado accede a territorio comunitario-.


“Seamos realistas. Vemos lo que está sucediendo en Grecia. Hace años que no estamos mandando a nadie allí por la falta de centros de recepción apropiados”, incidió. “Estás alimentando el populismo si anuncias algo que todos sabemos que no ocurrirá", añadió.


10.000 menores desaparecidos


La eurodiputada liberal sueca Cecilia Wikström, que prepara el informe de la comisión parlamentaria de Libertades Civiles sobre la reforma del reglamento de Dublín, señaló que una de las lagunas en las nuevas propuestas es cómo asegurar que los menores no acompañados estén protegidos.


"El año pasado al menos 10.000 niños y adolescentes pasaron por el radar y desaparecieron", aseguró.


El representante de ACNUR, recomendó a los Estados miembros establecer sistemas para permitir una adopción rápida por parte de los tutores de los menores, así como restaurar el rastreo familiar.


La necesidad de vías legales


Cochetel también hizo un llamamiento para aumentar las vías legales de llegada de refugiados a Europa, con el que coincidió la italiana de Izquierda Unitaria Barbara Spinelli, quien aseguró que d elo contrario corremos el riesgo de crear una “gran clase marginal” en Europa.


En este contexto, el socialdemócrata español Juan Fernando López Aguilar, responsable de la Cámara en materia de visados, urgió a ACNUR a ser “más franco” sobre esta cuestión y recordó la resistencia que ha encontrado el Parlamento en los Estados miembros con respecto a los visados humanitarios.


El socialdemócrata austríaco Josef Weidenholzer criticó la ineficacia y la fragmentación de los sistemas de registro de la UE, mientras que la italiana socialdemócrata Cécile Kyenge se sumó a las peticiones de ACNUR de simplificar la burocracia en el proceso de solicitud de asilo.


El representante de la ACNUR también pidió un sistema común de registro de la UE para los solicitantes de asilo, que iría mucho más allá de la actual base de datos de Eurodac. Instó además a la UE a prepararse para posibles afluencias futuras: "Europa parece no tener ni un plan A ni un plan B. Las escenas de 2015 no deben repetirse".

Ministro maltés Carmelo Abela durante su intervención