Los controles fronterizos de la UE y la gestión de la migración 

 
 

Compartir esta página: 

Migrantes y refugiados esperan a ser identificados por las autoridades italianas y Frontex en Catania. © UNHCR/Francesco Malavolta 

La afluencia de migrantes y la seguridad de las fronteras exteriores es un reto para Europa. Descubra cómo el Parlamento está abordando la situación.

En 2015 se produjeron 1,83 millones de cruces ilegales en las fronteras exteriores de la UE, cifra que se redujo a 150.114 en 2018. La respuesta de la UE a la crisis migratoria incluye medidas para reforzar los controles fronterizos de la UE y tratar con más eficacia las solicitudes de asilo.

Los eurodiputados consideran que la falta de controles en las fronteras interiores en el espacio Schengen debe ir acompañada de medidas compensatorias para reforzar las fronteras exteriores. Los eurodiputados subrayaron la gravedad de la situación en una resolución en abril de 2016.

Dos nuevas agencias: la Guardia Costera y Fronteriza Europea y la Agencia de Asilo de la UE

En diciembre de 2015, la Comisión Europea presentó una propuesta sobre el establecimiento de una Guardia Costera y Fronteriza Europea con el objetivo de reforzar la gestión y la seguridad de las fronteras exteriores de la UE y el apoyo a los guardias fronterizos nacionales.

La nueva agencia, lanzada en octubre de 2016, unió a Frontex y a las autoridades nacionales responsables de la gestión de las fronteras. La UE trabaja para que esta agencia cuente con un cuerpo permanente de 10.000 guardias de fronteras para 2027.

Los miembros han respaldado también una propuesta para reforzar la actual Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO), que pasará a ser la Agencia de Asilo de la UE. Sería la encargada de fortalecer la cooperación entre los Estados Miembros, proporcionar a los países sobrecargados asistencia técnica y mano de obra, y supervisar la distribución equitativa de los refugiados entre los Estados miembros.

Acuerdo UE-Turquía

La UE y Turquía llegaron a un acuerdo en marzo de 2016 sobre un plan para poner fin a la afluencia de migrantes de Turquía a la UE. Ambas partes acordaron devolver a todos los recién llegados de Turquía a Grecia, mientras que Ankara acordó evitar nuevas rutas terrestres y marítimas. El acuerdo llevó a una reducción significativa del número de refugiados que llegan a Grecia desde Turquía.

Repatriación más eficiente


La UE también está tratando de hacer que su política de retorno sea más eficiente para las personas a las que no se les puede otorgar la condición de refugiados. La falta de documentos de viaje válidos es uno de los principales obstáculos para el éxito del retorno.


Como resultado, se ha creado un nuevo documento de viaje europeo estándar para el retorno de los migrantes ilegales.

Una propuesta legislativa para una lista común de países de origen seguros también está siendo examinada por el Parlamento Europeo. El objetivo es facilitar y acelerar el proceso de asilo, incluido el retorno. En la actualidad estas listas se definen a nivel nacional y no se coordinan con otros países de la UE.

Abordar las causas de la migración

Los conflictos, la persecución, la depuración étnica, la pobreza extrema y los desastres naturales pueden ser causas fundamentales de la migración. Los eurodiputados quieren que la UE adopte una estrategia a largo plazo para ayudar a contrarrestar estos factores.

Para combatir las causas profundas de la migración, el 3 de julio de 2017 se votará una medida de la UE para movilizar 44.000 millones de euros de inversión privada en África en las comisiones de Asuntos Exteriores, Desarrollo y Presupuesto.