Compartir esta página: 

Antes de marcharse de vacaciones infórmese de los derechos que le asisten en caso de que sufra un retraso o una cancelación inesperada.

Retrasos, cancelaciones o incluso pérdida del equipaje son algunos de los contratiempos que pueden enturbiar las ansiadas vacaciones.

No obstante, las reglas de la UE están de su lado y obligan a las aerolíneas a proporcionar comidas y alojamiento, y en algunos casos también una compensación que puede llegar hasta los 600 euros en vuelos de más de 3.500 km.

 

Podrán beneficiarse de ayudas de este tipo todos los pasajeros a los que se les denegó el embarque. En caso de retrasos, los viajeros pueden optar a la misma cantidad pero con algunas restricciones.

 

Estas compensaciones no se aplican a casos en los que las empresas ofrezcan soluciones alternativas de transporte o cuando los trastornos se hayan producido debido a circunstancias extraordinarias como decisiones de gestión del tráfico aéreo, inestabilidad política, condiciones climáticas adversas y riesgos para la seguridad.


Para más información, consulte nuestro vídeo.