Compartir esta página: 

Frenado automático con detección de peatones o adaptación de velocidad. Los sistemas de asistencia al conductor deberían ser obligatorios en automóviles nuevos, según los eurodiputados.

Cada año, más de 25.000 personas mueren y cientos de miles resultan heridas en las carreteras de Europa, y alrededor del 90% de los accidentes se deben a un error humano.

Equipar los vehículos con sistemas robóticos que ayuden a los conductores a reaccionar en situaciones peligrosas podría salvar vidas. Se trata de mecanismos inteligentes de frenado, asistentes de velocidad que detectan a los peatones y ciclistas y ralentizan automáticamente un automóvil para evitar una colisión y ayudan a los conductores a no sobrepasar los límites legales, o bien de sistemas de alerta con pitidos o de redirección de un automóvil cuando se sale de su carril. Estos dispositivos ya existen en algunos modelos, sobre todo de alta gama.

 

Dados sus obvios beneficios, los eurodiputados quieren que sean obligatorios para todos los automóviles nuevos, según una resolución aprobada el 14 de noviembre por el pleno.

 

"Ya sea como conductores, peatones o ciclistas, todos cometemos errores. Y en esos casos, los sistemas de asistencia automática son como co-pilotos silenciosos que nos ayudan a evitar accidentes ", señaló el responable de la negociación el Parlamento, el eurodiputado alemán Dieter-Lebrecht Koch, del Partido Popular Europeo.

Tres cuartas partes de los automóviles nuevos aún no están equipados con ninguno de ellos, sobre todo porque encarece el precio del vehículo.

 

Para desvincular la seguridad vial del precio que puedan pagar los ciudadanos de la UE, los eurodiputados proponen que sea obligatorio que los automóviles vayan equipados de serie con estos sistemas ya existentes en el mercado que hayan demostrado su capacidad de contribuir a la seguridad vial de una manera rentable, como los sistemas automáticos de frenado de emergencia con detección de peatones y ciclistas.

 

"Todos deberían poder comprar un automóvil así. Es precisamente a través de una implementación generalizada que estos sistemas de asistencia al conductor como se logra que sean más baratos”, sostiene Koch.

 

Los miembros también están interesados en evaluar el posible valor añadido de reducir el límite de alcohol en sangre a cero para los nuevos conductores y para los conductores profesionales en toda la UE.