El Parlamento marca el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer 

 
 

Compartir esta página: 

Este sábado 25 de noviembre, su sede de Bruselas volverá a iluminarse de naranja en apoyo de la campaña de Naciones Unidas contra este tipo de violencia.

El Parlamento en Bruselas, iluminado de naranja en 2017 por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. 

Una de cada tres mujeres en la UE ha experimentado violencia física y / o sexual desde la edad de 15 años, tres cuartas partes de las mujeres trabajadoras han sufrido acoso sexual y una de cada diez mujeres ha sufrido acoso sexual o acoso a través de nuevas tecnologías, según una encuesta realizada por la agencia de la UE para los derechos fundamentales. En 2015, el último año para el que existen datos completos, la policía registró cerca de 215.000 delitos sexuales violentos en la Unión Europea.

Este sábado 25 de noviembre, el edificio del Parlamento en Bruselas se iluminará en naranja como parte de la iniciativa “Orange the World”, organizada por Naciones Unidas Mujeres. El color naranja simboliza un futuro más brillante libre de violencia contra mujeres y niñas.

Convenio de Estambul


Esta semana con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la comisión parlamentaria de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género se reunió con los parlamentos de los Estados miembros para debatir la ratificación y el seguimiento del Convenio de Estambul del Consejo de Europa que criminaliza la violencia de género.


El Convenio de Estambul del Consejo de Europa es el tratado internacional más completo y el primer instrumento jurídico vinculante que penaliza la violencia de género.
Incluye sanciones y medidas para combatir la impunidad, prevenir la delincuencia y proteger a las víctimas.


Entró en vigor en agosto de 2014 y aunque todos los Estados miembros de la UE lo han firmado, sólo 17 de ellos lo han ratificado.

España firmó el Convenio en abril de 2014, y entró en vigor cuatro meses después.

Debate en el Parlamento


Al abrir el debate, la presidenta de la comisión de Derechos de la Mujer, la socialdemócrata lituana Vilija Blinkevičiūtė, subrayó que el Parlamento considera un “paso muy importante” unirse al Convenio.


“Necesitamos compromiso político”, sostuvo la directora del Instituto Europeo de Igualdad de Género, Virginija Langbakk, quien también participó en el debate. En su opinión, la campaña “#Metoo” contra el acoso ha mostrado que si se hubieran emprendido acciones de este tipo antes, habría habido más revelaciones.


Desde el Instituto Europeo para la Igualdad de Género, una de sus investigadoras Blandine Mollard habló sobre la necesidad de hablar abiertamente: "Casi una de cada dos víctimas en la UE no le ha contado su experiencia a nadie".


La directora de la Oficina de Europa de Igualdad, Jacqui Hunt, por su parte, consideró que no hay que colocar a las mujeres en una posición subordinada, sino que “debemos centrarnos en los perpetradores”.

#Metoo

El escándalo Harvey Weinstein, de acoso sistemático en Hollywood, y la campaña #MeToo han tenido un impacto mundial sin precedentes. El acoso sexual se produce con demasiada frecuencia y sin embargo se informa al respecto menos de lo que se debería, en ocasiones debido a la vulnerabilidad de las víctimas.


El Parlamento debatió esta cuestión en su sesión plenaria, y analizó con la comisaria europea Cecilia Malström las medidas con las que cuenta la UE y cómo pueden mejorarse para prevenir las agresiones.