Eficiencia energética: nuevas reglas de la UE para edificios y hogares 

 
 

Compartir esta página: 

Mejorar la eficiencia energética de los edificios podría reducir las facturas de calefacción y las emisiones de gases de efecto invernadero.

A partir del 1 de enero de 2021, todos los edificios nuevos en la UE deberían usar poca o ninguna energía para calefacción, refrigeración o agua caliente. Las normas de la UE sobre esta obligación también introducen una certificación energética para los edificios, de modo que los propietarios o inquilinos puedan comparar y evaluar el rendimiento energético. Estas reglas son parte del impulso de la UE para una energía limpia.

Durante la sesión plenaria de abril en Estrasburgo (Francia), los eurodiputados votaron a favor de las propuestas para actualizar estas reglas. Los principales cambios a la directiva de rendimiento energético de los edificios son:

  • Los países de la UE deberán preparar estrategias nacionales a largo plazo para apoyar la renovación de edificios: el objetivo es que para 2050 los edificios de la UE apenas utilicen energía.
  • Fomentar el uso de tecnologías inteligentes para reducir el consumo de energía
  • Requisito de introducir puntos de recarga para autos eléctricos en los espacios de estacionamiento de edificios nuevos.

Las acciones de la UE para una energía más limpia también se centran en las energías renovables y la eficiencia energética de los dispositivos eléctricos.