Escándalo Facebook-Cambridge Analytica: el PE exige que Zuckerberg responda a los europeos 

 
 

Compartir esta página: 

La protección de datos, la manipulación de las elecciones y la privacidad de los ciudadanos centraron un debate sobre la reciente filtración masiva.

Debate sobre Cambridge Analytica.  

Los datos de 87 millones de usuarios de Facebook, entre ellos 2,7 millones de la UE, han sido presuntamente obtenidos y utilizados indebidamente. Los eurodiputados abordaron el 18 de abril este escándalo en un debate durante su sesión plenaria de Estrasburgo (Francia). Exigieron que Facebook aclare cómo gestiona los datos y cómo la compañía planea cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), que se aplicará en toda la UE desde el 25 de mayo.


Facebook nos lo debe


La eurodiputada portuguesa Maria João Rodrigues sostuvo que ya es hora de que los europeos recuperen el control sobre los datos digitales. "Hemos dado el primer paso con el Reglamento General de Protección de Datos", señaló, pero instó al Consejo de la UE a iniciar negociaciones sobre reglas de privacidad electrónica y exigió que el presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, comparezca ante el Parlamento y dé garantías.


La alemana Cornelia Ernst, de la Izquierda Unitaria, se pronunció en la misma línea: "Lo que reclamamos como grupo es tener una aclaración completa del uso indebido de los datos europeos por parte de Facebook”. “Quiero que Zuckerberg venga aquí y responda ante la comisión competente, y quiero saber cómo Facebook realmente intenta implementar el GDPR después del 25 de mayo", añadió.


En la audiencia ante el Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes de Estados Unidos el 11 de abril, Zuckerberg aseguró que todos los derechos requeridos bajo el GDPR se aplicarán a los estadounidenses y al resto del mundo.


"Facebook se ha convertido para muchos en Europa en una necesidad en lugar de una buena opción. Eso también significa que Facebook tiene una gran responsabilidad y hasta [...] ahora ha ignorado incluso las reglas más básicas de protección de datos", señaló la eurodiputada alemana Ska Keller, del grupo de Los Verdes.

"Creo que si la gente utiliza datos sin consentimiento, entonces la penalización debe ser enorme. Tiene que afectar a su volumen de negocios. Tenemos que detener este modelo económico", dijo el francés Jean-Luc Schaffhauser.


Gestionar nuestra privacidad


"Mientras hacemos barricadas en la puerta de entrada para mantener alejados a los “me gusta” del señor Zuckerberg, la puerta trasera está abierta”, dijo la demócrata liberal holandesa Sophie en't Veld, en referencia a la transferencia de datos no solo a agencias gubernamentales en la UE sino también a otros países como Estados Unidos. La eurodiputada aseguró que las garantías legales que se aplican “tienen tanto peso como los tweets de Donald” (Trump).


El español Esteban González Pons, del Partido Popular Europeo, señaló que resulta “paradójico que como legisladores pongamos más cuidado en prevenir los errores que cometen las personas limitadas por su conciencia que las máquinas que no saben nada de ética ni de moral”. “Lo que ocurre en el ciberespacio modifica el espacio, lo que ocurre en internet no se queda en internet”, añadió.


La belga Helga Stevens, del grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, hizo hincapié en la importancia de encontrar el equilibrio adecuado entre privacidad y seguridad. "Debemos asegurarnos de que funcionen juntos y debemos evitar el abuso del espacio digital por parte de gigantes técnicos o por delincuentes".

Facebook y la democracia


También participaron en el debate la comisaria europea de Justicia, Věra Jourová, y la representante de la presidencia búlgara de turno del Consejo de la UE, la viceministra Monika Panayotova. Ambas destacaron el lado positivo de este escándalo: que la privacidad está recibiendo la atención política que merece en todo el mundo.


"Se ha dicho que la forma en que manejamos la privacidad es el tema fundamental de nuestra época. El caso de Facebook Cambridge Analytica muestra que la protección de los datos personales puede tener un gran impacto en nuestra democracia y nuestras elecciones", dijo Jourová.


Al mencionar brevemente los resultados del referéndum sobre la salida del Reino Unido de la UE, el británico William Dartmouth, del grupo Europa de la Libertad y de la Democracia Directa, afirmó que “el problema no es Cambridge Analytica, el problema es Facebook y el énfasis en la manipulación electoral es una distracción".