Futuro de la política agrícola de la UE: sin recortes presupuestarios ni nacionalización 

 
 

Compartir esta página: 

Los eurodiputados quieren una política agrícola de la UE justa, competitiva y sostenible después de 2020. Destacan la importancia de unas normas comunes y un presupuesto suficiente.

El 30 de mayo, los eurodiputados adoptaron un informe de propia iniciativa que esboza cómo el Parlamento quiere que se modernice la Política Agrícola Común (PAC) de la UE. Hicieron hincapié en la importancia de mantener una política integrada en la UE y el nivel actual de financiación con el fin de garantizar la seguridad alimentaria y la calidad, asegurar los ingresos de los agricultores y hacer frente al cambio climático.


Marco común en toda la UE

Los eurodiputados acogieron con satisfacción la propuesta de la Comisión, en su documento sobre el futuro de la alimentación y la agricultura, publicado en noviembre pasado, para simplificar y centrar mejor el apoyo y permitir a los países de la UE adaptar la PAC a sus necesidades.

Sin embargo, rechazan cualquier renacionalización de la PAC porque podría distorsionar la competencia y tener un impacto negativo en los consumidores. Los eurodiputados quieren garantizar que se respeten los mismos estándares de alta calidad en toda la UE.

Suficiente financiación

Los eurodiputados también rechazaron el recorte de fondos propuesto para el sector agrícola. Cualquier recorte en el presupuesto perjudicaría la competitividad, pondría en peligro los ingresos agrícolas y frenaría la innovación, según el informe. El eurodiputado italiano Herbert Dorfmann, del Partido Popular Europeo, responsable del informe parlamentario, dijo al pleno que la disminución del presupuesto de la UE debido al Brexit no la pueden pagar los agricultores. En su opinión, lo primero es decidir qué tipo de agricultura se quiere en Europa.

"Personalmente, creo que deberíamos tener granjas familiares, sostenibles, innovadoras y atractivas para los jóvenes", sostuvo.

Informe parlamentario

El informe es una respuesta a la comunicación que presentó la Comisión Europea sobre la PAC, que se concretará el 1 de junio con propuestas para la reforma.

La reforma de la PAC está estrechamente vinculada al próximo presupuesto de la UE a largo plazo, posterior al Brexit. En una resolución separada sobre el presupuesto a largo plazo, adoptada por el pleno el miércoles, los eurodiputados criticaron los planes de la Comisión de recortar los fondos para la PAC y la política de cohesión.