Reducir las emisiones de los automóviles: nuevos objetivos de CO2  

 
 

Compartir esta página: 

Los eurodiputados propusieron el 3 de octubre normas más estrictas para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los automóviles y aumentar el número de coches eléctricos.

Imagen de un atasco de coches ©APimages/European Union-EP 

¿Por qué es necesario?

Automóviles y furgonetas producen alrededor del 15% de las emisiones de CO2 de la UE que causan el cambio climático, y el transporte es el único sector en el que las emisiones de gases de efecto invernadero son todavía más altas que en 1990.

El endurecimiento de las normas de emisiones de los automóviles ayudaría a alcanzar los objetivos climáticos de la UE para 2030 y los consumidores ahorrarían en sus facturas de combustible.

Situación actual

Los datos recientes muestran que, después de un descenso constante en los últimos años, la medida de emisiones de los automóviles nuevos aumentó el año pasado hasta los 118,5 gramos de CO2 / km. Según las reglas actuales, no deberían emitir más de 95 g/km en 2021.

Por otro lado, la cantidad de automóviles eléctricos está creciendo rápidamente, pero aún representan menos del 1,5% de los nuevos registros.

¿Cuál es el objetivo?

La Comisión Europea propuso reducir el límite para 2021 en un 15% desde 2025 y en un 30% desde 2030. Los nuevos objetivos se expresarán en porcentajes porque la meta de 95 g/km deberá recalcularse de acuerdo con la nueva prueba de emisiones más rigurosa que reflejará mejor las condiciones de conducción.

Los eurodiputados por su parte, defendieron, en una sesión plenaria el pasado 3 de octubre, una reducción de las emisiones del 20% y 45%, respectivamente, así como que el 40% de los automóviles nuevos vendidos a partir de 2030 sean eléctricos o híbridos. También pidieron que la UE ponga en marcha medidas para facilitar un verdadero cambio en la industria hacia automóviles más limpios y para facilitar la produción de baterías de coches eléctricas en Europa.

La posición del Parlamento es el punto de partida para las negociaciones con el Consejo sobre la resolución final.

La comisión de Medio Ambiente propuso el 18 de octubre límites más estrictos para las emisiones de CO2 de los caminones nuevos. Pretenden que éstas se reduzcan al 35% en 2030. Los miembros del Parlamento también reclamaron que la mitad de los autobuses europeos sean eléctricos en 2025.

Este artículo fue publicado por primera vez el 27/09/2018 y actualizado el 19/10/2018.