El trabajo de la UE para mejorar los derechos y condiciones de los trabajadores 

 
 

Compartir esta página: 

Desde las horas laborales y la baja parental a la salud y la seguridad en el trabajo, descubra las nuevas medidas de la Unión Europea para garantizar la protección social.

Los derechos mínimos de los trabajadores son fundamentales en la dimensión social de Europa. 

Las nuevas condiciones incluyen estándares mínimos en las condiciones laborales, como el horario de trabajo, la jornada parcial, los derechos de los trabajadores a acceder a la información sobre aspectos importantes sobre su puesto y el desplazamiento de trabajadores. Estas normas son puntos clave de la dimensión social de Europa.

Diálogo social

Los interlocutores sociales, como los sindicatos o las organizaciones de trabajadores, contribuyen a las políticas de empleo mediante el llamado "diálogo social". A través de consultas y opiniones, pueden negociar los acuerdos sobre temas específicos.

Derechos de los trabajadores y nuevas formas de trabajo

Los requisitos mínimos de la legislación de la UE establecen derechos individuales para todos los trabajadores. Incluyen que el tiempo de trabajo semanal no exceda las 48 horas, un mínimo de 4 semanas de vacaciones pagadas al año, periodos de descanso y reglas sobre el trabajo nocturno, los turnos y el ritmo de trabajo. 

A lo largo de los años, Europa ha experimentado cambios significativos en el mercado laboral por la digitalización, el desarrollo de las nuevas tecnologías, la flexibilidad y la fragmentación del trabajo. Las nuevas formas de empleo incluyen un incremento de los puestos temporales y de los trabajos atípicos.

Para mejorar los derechos de los trabajadores más vulnerables con contratos de trabajo atípicos, el Parlamento aprobó en 2019 nuevas reglas para introdcir derechos mínimos en las condiciones laborales. La nueva legislación limita la duración del periodo de prueba a los seis meses, introduce formación gratuita obligatoria y prohibe los contratos restrictivos. También requiere al personal que, en un máximo de una semana desde que comienza su trabajo, conozca la información fundamental sobre sus responsabilidad.

Participación de los trabajadores

Para que los trabajadores se impliquen en la toma de decisiones de la empresa, la UE ha establecido un marco general sobre derechos de información, consulta y participación de los trabajadores.

Comité de empresa europeo

Las normas comunitarias requieren que en el caso de que se den despidos colectivos, el empleador pueda negociar con los representantes de los trabajadores.

Los comités de empresa europeos representan a los trabajadores a escala transnacional. Pueden constituirlos as empresas de dimensión comunitaria que empleen a 1000 trabajadores o más de los estados miembros, o 150 trabajadores o más en, por lo menos, dos estados miembros diferentes; y tengan centros de trabajo en distintos estados miembros de la UE.

A través de los comités, los trabajadores están informados sobre cualquier decisión importante a nivel europeo que pueda afectar a sus condiciones laborales o a su empleo.

Warehouse worker scanning box ©AP Images/European Union-EP 

Desplazamiento de los trabajadores dentro de la UE

Las normas europeas sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social de los Estados miembros garantizan que los ciudadanos puedan mudarse a otro países europeo para estudiar, trabajar o establecerse y disfrute de los beneficios sociales y de asistencia sanitaria que les corresponden. La legislación de la UE, actualmente en revisión, cubre beneficios sobre enfermedad, bajar parental, familia y desempleo.

En 2019 se adoptó la decisión de crear la nueva agencia Autoridad Laboral Europea, que estará en pleno funcionamiento a partir de 2023. Su objetivo es ayudar a los Estados miembros y a la Comisión a hacer que se cumpla la legislación europea en materia de movidad laboral y coordinar los sistemas de seguridad social europeos.

Las empresas pueden enviar a sus trabajadores a otro país de la UE a trabajar temporalmente. En 2018, las normas europeas sobre el desplazamiento de los trabajadores se actualizaron para asegurar el principicio de igualdad de retribución por un mismo trabajo en un mismo lugar.

Red Eures

Para abordar el desempleo y adaptarse a la oferta y la demanda del mercado laboral en toda Europa, el Parlamento aprobó en 2016 una nueva ley para modernizar la Red Europea de Empleos EURES con una base de datos europea de solicitantes de empleo y vacantes.

Salud y seguridad de los trabajadores

La legislación europea sobre salud y seguridad laborales complementa a la de los Estados miembros. La directiva establece principios generales relacionados con los requisitos mínimos sobre la saludad y la seguridad. Se aplica a casi todos los sectores de la actividad pública y privada, y define las obligaciones de los trabajores y empleadores.

Además, existen normas específicas que cubren la exposición a sustancias peligrosas, así como grupos de trabajadores (mujeres embarazadas, jóvenes trabadores...), tareas específicas (manipulación manual de cargas, etc.) y espacios de trabajo (buques de pesca, por ejemplo).

La directiva sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con carcinógenos o mutágenos en el trabajo se actualiza periódicamente y establece límites de exposición para sustancias específicas.

Los Estados miembros tienen la libertad de establecer estándares más estrictos al transponer las directivas de la UE a la legislación nacional.

Al aumentar la edad de jubilación, el riesgo de desarrollar problemas de salud es mayor. En 2018, el Parlamento Europeo adoptó un informe que propone medidas para facilitar la vuelta al trabajo de quienes han estado de baja por enfermedad a largo plazo y para mejorar la inclusión de las personas con enfermedades crónicas y discapacidad.

Conciliación laboral e igualdad de género

Para garantizar la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres y fomentar un mejor reparto de las responsabilidades de cuidado, el Parlamento aprobó en 2019 un conjunto de reglas para permitir que los padres y trabajadores que cuidan a familiares con condiciones médicas graves puedan conciliar mejor su trabajo y vidas privadas.

La directiva establece un mínimo de 10 días de licencia de paternidad, un mínimo de 4 meses de baja parental por padre (de los que dos no son transferibles) y baja remunerada de 5 días laborales al año para cuidadores y proporciona condicones de trabajo más flexibles.

Los derechos de maternidad se definen en la directiva sobre trabajadoras embarazadas, que establece el periodo mínimo de baja por maternidad en 14 semanas, con 2 semanas de permiso obligatorio antes y / o después del parto.

El Parlamento presiona para que se tomen más medidas para combatir la brecha salarial de género, reducir la brecha de género en las pensiones y ha pedido que las normas de la UE aborden el acoso laboral y sexual.