El Parlamento Europeo vota a favor de simplificar la política de visados para ucranianos y moldavos 

 
 

Compartir esta página: 

Imagen de un pasaporte. ©Belga/BelgiumFreelance/Concertpix 

El pleno del PE votó este 18 de abril a favor de dos recomendaciones para modificar la política de visados aplicable a los ciudadanos de Ucrania y Moldavia. Una de las novedades será la exención de visados para quienes viajen a la UE con pasaportes biométricos. También se simplificarán los requisitos para demostrar el objetivo del viaje. Los ciudadanos de la UE no necesitan visado para ir a ambos países. Los eurodiputados Claude Moraes y Marian-Jean Marinescu nos explican los cambios.

Las nuevas reglas votadas por el Parlamento Europeo (PE) incluyen una exención, que hará innecesaria la visa a los ciudadanos de Moldavia y Ucrania que dispongan de pasaportes biométricos y cuyas estancias en territorio de la Unión Europea (UE) sean de corta duración.


Las enmiendas a los acuerdos sobre visados de 2008 también simplifican la exigencia de presentar documentos que demuestren el objetivo del viaje cuando se trate de representantes de organizaciones de la sociedad civil, periodistas y participantes en eventos internacionales. También aclaran la duración de las visas que permiten estancias múltiples.


Reformas democráticas


El eurodiputado laborista británico Claude Moraes, principal responsable de la tramitación de los cambios por lo que a Ucrania se refiere, explicó que "tranquiliza al pueblo ucraniano que pese a las dificultades actuales en la relación entre la UE y Ucrania, estamos comprometidos con reforzar los contactos entre los ciudadanos ucranianos y los de la UE". Sin embargo, Moraes reclamó "avances en la lucha contra la discriminación en función de la orientación sexual y en el Estado de Derecho y la democracia, antes de que se produzcan nuevas liberalizaciones". Las nuevas aplicables a Ucrania también eliminan una tasa de setenta euros para ciertos solicitantes de visado.


En el caso de Moldavia, los conductores de autocares y camiones, los periodistas, los familiares de los ciudadanos europeos, y los participantes en programas oficiales de cooperación internacional podrán aprovecharse de la simplificación de los requisitos. Los ciudadanos moldavos no tendrán que presentar su solicitud en persona, y deberán pagar una tasa de treinta euros para solicitar la visa a través de un servicio externo.


Trata de seres humanos


El eurodiputado popular rumano Marian-Jean Marinescu, encargado de las modificaciones aplicables a Moldavia, puntualizó que "es un incentivo para que este país aplique reformas en el terreno de la libertad, la seguridad y la justicia". Marinescu añadió que "representa una nueva oportunidad para las inversiones de la UE y una apertura para el mercado laboral". Aseguró que el proceso de liberalización de los visados no facilitará la trata de seres humanos. Y concluyó: "Las autoridades moldavas se esfuerzan para mitigar el tráfico de seres humanos, pero deben continuar con estos esfuerzos para identificar y ayudar a las víctimas".