Un desafío estratégico clave: gestionar las relaciones de la UE con Rusia 

 
 

Compartir esta página: 

Reunión de la subcomisión de Defensa. - ©European Union 2017 -EP 

La situación en el este de Ucrania y los enfrentamientos con los rebeldes prorrusos preocupan a la UE. La subcomisión parlamentaria de Seguridad y Defensa se reunió el 6 de febrero de 2017 con la vice primera ministra de Ucrania para la Integración europea y euroatlántica, Ivanna Klympush-Tsintsadze, para evaluar los últimos acontecimientos y examinar cómo responder en el contexto de la incertidumbre sobre la política exterior estadounidense.

Algunos eurodiputados de la subcomisión incidieron en que Rusia tiene que cumplir el acuerdo de paz de Minsk y que las sanciones al país deben mantenerse hasta entonces, mientras que otros dijeron que este acuerdo no es viable y debe ser revisado.


Ucrania


Klympush-Tsintsadze se refirió ante la subcomisión parlamentaria de Seguridad y Defensa a los últimos acontecimientos en el este de Ucrania. La semana pasada el Ejército ucraniano y las milicias rebeldes se enfrentaron en la región de Donetsk, principal bastión prorruso. En la cercana localidad de Avdeyevka, cientos de miles de personas se quedaron sin luz, agua ni calefacción en pleno invierno a causa de los bombardeos.


La vice primera ministra de Ucrania aseguró que la situación en el terreno, especialmente en Avdeyevka, se está convirtiendo en una “crisis humanitaria”, puesto que el corte de suministro se produjo con temperaturas de -22°C.


El vicepresidente de la subcomisión parlamentaria, el popular checo Jaromír Štětina, consideró que “esos valientes ucranianos no solo están defendiendo a su país, sino a todos nosotros porque no se trata de una guerra civil”. “Esto es un ataque a un estado soberano por parte de otro estado, recalcó.


El socialista rumano Ioan Mircea Pasçu subrayó que la operación actual es una especie de “sondeo político porque desde el punto de vista militar no tiene sentido en pleno invierno”. Los eurodiputados de la subcomisión apuntaron a que Rusia quiere ver cuál será la reacción de la administración estadounidense.


En este contexto, hubo miembros pidieron a la UE que vele por que se cumpla el acuerdo de paz de Minsk y que se mantengan las sanciones contra Rusia hasta entonces.


"Debemos hacer todo lo posible para evitar que esta guerra se convierta en un conflicto congelado", solicitó el liberal lituano Petras Auštrevičius.


Otros, sin embargo, cuestionaron la viabilidad del acuerdo de Minsk: la alemana de Los Verdes, Rebecca Harms, pidió su reevaluación. En su opinión "no estamos más cerca de lograr que Ucrania tenga el control de sus fronteras".


Los miembros de la subcomisión acordaron empezar a elaborar una resolución del Parlamento sobre los últimos acontecimientos en Ucrania.


Georgia


Los eurodiputados también trataron la influencia de Rusia en el Cáucaso Sur, un debate en el que participó la embajadora de Georgia ante la UE, Natalie Sabanadze.


"La actitud de Rusia hacia el Cáucaso meridional y los países vecinos se basa en una comprensión muy específica del sistema internacional”, sostuvo Sabanadze, quien aseguró que Moscú  entiende que hay un “área de competencia internacional hostil” y que sus países vecinos “deben cumplir la función de una zona de amortiguación".


Reafirmó, sin embargo, la voluntad de su país de decidir por sí solo sobre su orientación estratégica: "Georgia quiere hacerlo no contra Rusia sino para Georgia", explicó la embajadora.

El Parlamento Europeo reconoció las reformas de Georgia y su orientación pro-europea cuando aprobó la semana pasada una exención de visado para los ciudadanos georgianos para poder entrar en la UE sin visado para estancias cortas.


Administración Trump y la UE


La política exterior estadounidense bajo el mandato del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es “el elefante en la habitación”, en palabras del representante especial de la UE para el Cáucaso Sur, Herbert Salber. “Hay mucha tensión”, sostuvo y admitió que en este momento no está claro cómo actuará Washington.


De acuerdo con un informe del Servicio de Estudios del Parlamento Europeo, Rusia está dispuesta a afirmar su papel como centro global de influencia. Occidente, incluida la UE, es percibido como el principal desafío para la ambición rusa.


Sanciones a Rusia


La situación militar y humanitaria en Crimea y en el este de Ucrania continuará ocupando un lugar central en 2017.


Las sanciones económicas de la UE contra Rusia, introducidas por primera vez en julio de 2014, se prorrogarán previsiblemente en junio y diciembre de 2017.


Francia y Alemania (los dos Estados miembros de la UE que participan en la negociación del proceso de paz de Minsk) celebran elecciones este año y los resultados podrían influir en sus políticas frente a Rusia y en la estrategia de la UE.