Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

El PE aprueba la directiva que regula la asistencia sanitaria transfronteriza

Sesión plenaria Notas de prensa - Salud pública19-01-2011 - 13:16
 

La Eurocámara ha aprobado hoy una norma que clarifica los derechos de los pacientes que deseen recibir asistencia sanitaria en un país de la UE distinto del suyo. La nueva legislación, acordada por el Parlamento y el Consejo, establece las condiciones para el reembolso de los tratamientos realizados en el extranjero, e introduce un sistema de autorización previa que el paciente deberá obtener en el país de origen. Los Estados miembros tendrán dos años y medio para transponer la directiva.


Los eurodiputados han aprobado hoy por amplia mayoría en una votación a mano alzada el acuerdo con el Consejo. La ponente del Parlamento Europeo, Françoise Grossetête, señaló que los pacientes ya no se sentirán abandonados cuando buscan tratamiento médico en el extranjero. Esta directiva aclarará los derechos de los pacientes, que hasta ahora eran muy difusos".


Las nuevas normas comunitarias aclaran los derechos de los pacientes a recibir asistencia médica en otros Estados miembros. Como norma general, será el país de afiliación (residencia) el que sufrague los costes que habrían sido abonados en su territorio por el mismo tratamiento. En caso de que exista una diferencia de precio, correrá a cargo del paciente.


Autorización previa


Las autoridades nacionales podrán exigir una autorización previa cuando los pacientes deban ingresar en el hospital al menos una noche o en el caso de tratamientos especializados.


A iniciativa de los eurodiputados, los países tendrán que explicar los motivos por los que rechazan una autorización, de acuerdo con una lista recogida en la directiva. Podrá denegarse el tratamiento cuando suponga un riesgo excesivo para el paciente o la población o cuando haya dudas sobre la calidad del mismo. El rechazo de una autorización no puede basarse en la existencia de listas de espera en el territorio nacional.


Puntos de contacto y enfermedades raras


Los Estados miembros deberán crear puntos nacionales de contacto para dar información a los pacientes que estén pensando en solicitar un tratamiento en otro país de la UE.


La asistencia médica en el extranjero puede beneficiar a los pacientes en listas de espera o que no disponen de tratamientos especializados en su país. En este sentido, la directiva propone reforzar la cooperación entre los Estados miembros en el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades raras.


La gran mayoría de los pacientes en la Unión prefiere recibir asistencia sanitaria en su propio país. En la actualidad, los Estados miembros gastan alrededor de un 1% de sus presupuestos de sanidad en tratamientos realizados en el extranjero.


Estas normas se aplicarán a los pacientes que pretenden recibir un tratamiento en otro país de la UE. Por tanto, los ciudadanos podrán seguir solicitando la tarjeta sanitaria europea, que cubre tratamientos de urgencia en estancias cortas en el extranjero y no se verá afectada por esta directiva.


Próximos pasos


El texto aprobado hoy por la Eurocámara debe recibir ahora el visto bueno formal del Consejo. Una vez superado este trámite y publicada la directiva en el Diario Oficial de la UE, los Estados miembros dispondrán de un plazo de dos años y medio para transponerla.


Procedimiento: codecisión, segunda lectura, fin del procedimiento

Ponente: Françoise Grossetête (PPE, FR)

Ref. : 20110119IPR11941
 
 
Contactos