Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

Premio Sájarov 2011 a la libertad de conciencia

Andrei Sájarov, una vida en defensa de los derechos humanos

 
Andrei Sájarov en 1979 ©BELGA_SCIENCE   Andrei Sájarov en 1979
Antes de morir en pleno invierno moscovita hace veinte años, el físico nuclear Andrei Sájarov ya era mundialmente conocido por su labor en defensa de los derechos humanos. Ganador del Nobel de la Paz en 1975, el temor a que sus descubrimientos pudieran ser utilizados para fines peligrosos le llevó a trabajar por la coexistencia pacífica. También se implicó en la lucha por los derechos humanos en la URRSS. En 1985, la Eurocámara comenzó a entregar su premio anual de derechos humanos: el Sájarov.

"La libertad intelectual es esencial para la sociedad humana", escribió Sájarov en un ensayo sobre la paz, en 1968. Este artículo repasa las fechas clave en la vida de la persona que da nombre al Premio Sájarov a la libertad de conciencia, que otorga cada año el Parlamento Europeo a personas o individuos dedicados a la defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión.


Las fechas de una vida


1921: nace el 21 de mayo en Moscú Andrei Sájarov, hijo de un profesor de física.


1942-47: tras graduarse con honores en Física, se le concede una beca para estudiar el doctorado.


1948: se le incluye en el grupo de diez relevantes científicos soviéticos a los que se encarga el desarrollo de la bomba nuclear de hidrógeno.


Finales de los años 50: Sájarov muestra su inquietud por las posibles implicaciones de su trabajo y se implica cada vez más en los movimientos internacionales de no proliferación nuclear, apoyando en 1963 el Tratado de prohibición parcial de ensayos nucleares.


1967- 68: un punto de inflexión en la vida de Sájarov. En 1967 escribe a los líderes soviéticos para pedirles que acepten la propuesta de Estados Unidos de rechazar la instalación de defensas antimisiles, porque llevarían a una carrera armamentística. Las autoridades le ignoran, y al año siguiente recoge sus temores en el ensayo "Reflexiones sobre el progreso, la coexistencia pacífica y la libertad intelectual", donde afirmaba, entre otras cosas, que "la libertad de pensamiento es la única garantía de viabilidad para un enfoque científico-democrático de la política, la economía y la cultura".


La publicación y distribución clandestina del ensayo fuera de la URSS le convirtió en disidente del régimen. Años después, Sájarov recordaba: "se me apartó del trabajo con secretos de alto nivel, y se le liberó  de mis privilegios".


1970: ayuda a fundar la Comisión de Derechos Humanos de Moscú.


1975: se le concede el premio Nobel de la Paz. Al no permitírsele salir de la URRSS para recogerlo, su mujer, Elena Bonner, realizó en su nombre el discurso de aceptación del premio.


1979-80: sus críticas a la invasión soviética de Afganistán le suponen el exilio interno junto a su mujer en la ciudad cerrada  de Nizhny Novgorod (con restricciones para poder viajar o residir en ella), donde reside el matrimonio hasta 1985.


En 1986 es liberado de su confinamiento por Mijaíl Gorvachov en el marco de la gasnost y la perestroika.


1988; el Parlamento Europeo funda un premio de derechos humanos que lleva su nombre.


Marzo de 1989: elegido diputado al nuevo Parlamento soviético.


Diciembre de 1989: muere en su apartamento de Moscú de un ataque al corazón.


 
 
   
El PE y los derechos humanos
 

La Eurocámara publica anualmente un informe sobre los derechos humanos en el mundo

 
 

En cada sesión plenaria en Estrasburgo se reserva un debate para casos urgentes de violaciones de los derechos humanos

 
 

Los eurodiputados participan en misiones de observación electoral en todo el mundo

 
 

El PE toma la iniciativa en áreas como la lucha contra la tortura, la protección de las minorías, la prevención de conflictos, la promoción de los derechos de las mujeres y los niños…