Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

La Eurocámara da luz verde a la patente única

Sesión plenaria Notas de prensa - Competencia11-12-2012 - 13:42
 

Después de treinta años de debates, la UE dispondrá de un régimen unificado de patentes. El nuevo sistema, acordado por el Parlamento y el Consejo, reducirá el coste de una patente europea hasta en un 80 por ciento con respecto al método actual, formado por un conjunto de patentes nacionales. Con ello se busca impulsar la competitividad de la UE frente a EE.UU. y Japón. España e Italia han optado por quedar al margen del nuevo sistema por divergencias en el régimen lingüístico.


De acuerdo con el sistema actual, las patentes nacionales coexisten con un sistema de patente europea. Este régimen obliga a los titulares de patentes a elegir los países en los que quieren proteger sus invenciones mediante la Oficina Europea de Patentes, un organismo independiente de la UE. Además, los Estados miembros pueden imponer requisitos adicionales, como la traducción de la patente a la lengua oficial del país, y la defensa de los derechos de una patente supone acudir uno a uno a los tribunales de justicia de cada país.

Según datos de la Comisión Europea, con la entrada en vigor del nuevo sistema, el coste de una patente en la UE sería de hasta 4.725 euros, frente a la media de 36.000 euros que cuesta en la actualidad.

Nuevo sistema
El nuevo sistema otorgará protección automática a una invención en todos los países que lo integran, reduciendo los costes para las empresas. Además, agilizará la resolución de litigios.

Cualquier inventor (por ejemplo, una empresa, un instituto de investigación o un particular) podrá solicitar a la Oficina Europea de Patentes proteger su invención en los 25 Estados que integran el sistema. Las solicitudes tendrán que presentarse en inglés, francés o alemán y la patente también se formalizará en uno de estos tres idiomas. Las solicitudes en otras lenguas tendrán que ir acompañadas de una traducción en uno de los tres idiomas oficiales.

Reducción de costes
A propuesta del Parlamento Europeo, los costes de traducción serán reembolsados íntegramente a las pymes, las ONGs y las universidades e institutos de investigación públicos de la UE. Además, los costes de renovación de las patentes se reducirán para adaptarlos a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas.

Cooperación reforzada
La normativa se ha negociado de acuerdo con el procedimiento de cooperación reforzada, que permite a los Estados miembros que lo deseen avanzar en determinadas políticas, mientras que otros pueden quedar al margen y adherirse en cualquier momento. Este procedimiento se adoptó para desencallar las negociaciones, bloqueadas por España e Italia. Los dos países han decidido quedarse al margen de la propuesta de la patente por diferencias en el régimen lingüístico, ya que consideran que el español y el italiano han sido discriminados.

Próximos pasos


El acuerdo internacional que establece el tribunal unificado de patentes entrará en vigor el 1 de enero de 2014 o una vez que 13 países contratantes lo hayan ratificado, con la condición de que Reino Unido, Francia y Alemania estén incluidos en este grupo. Los otros dos actos legislativos (creación de la patente y régimen lingüístico) también se aplicarán a partir del 1 de enero de 2014, o la misma fecha en que entre en vigor el acuerdo internacional.

El informe Rapkay sobre la creación de la patente unificada ha sido aprobado por 484 votos a favor, 164 en contra y 35 abstenciones.

El informe Baldassarre sobre el régimen lingüístico ha sido aprobado por 481 votos a favor, 152 en contra y 49 abstenciones.

El informe Lehne sobre la creación del tribunal unificado ha sido aprobado por 483 votos a favor, 161 en contra y 38 abstenciones.

Diputados españoles en el debate
En el debate que ha precedido al voto, han tomado la palabra los siguientes eurodiputados españoles (por orden de intervención):

Antonio Lópz-Istúriz (PPE): "El entramado pseudojurídico que aquí se nos presenta no es el del menor coste, es discriminatorio, contrario a los principios de cohesión, motivo de inseguridad jurídica y perjudica a los terceros interesados y, por tanto, no creo que promueva la innovación. El sistema de patentes que se nos propone fragmenta el mercado interior, dudamos de que los 25 Estados miembros implicados ratifiquen el tratado internacional para la creación del tribunal unificado".

Ramón Tremosa (ALDE): "Este es un gran día para Europa, sus ciudadanos y sus empresas. Después de 40 años de negociaciones contaremos con una patente unitaria, válida para la mayoría de los Estados miembros y esto es necesario para mejorar el mercado interior. España rechaza unirse a este gran proyecto, por culpa de esto, empresas innovadoras catalanas van a verse perjudicadas. Yo estoy a favor de la patente unitaria porque así mejoramos nuestras oportunidades de prosperidad en el futuro".

Antonio Masip Hidalgo (S&D): "Bien lo siento, pero no es patente europea lo que tenemos hoy. Se discrimina a favor del alemán y francés contra el más hablado español. Si de verdad se pretendiese simplificar costes, la patente europea debería entonces estar en inglés. Además, se consagra un sistema jurisdiccional en el que peligra la unidad jurisprudencial comunitaria. Menos triunfalismos, no todo se debatía en el dictamen conocido del Abogado General".



Procedimiento: codecisión (patente única), consulta (régimen lingüístico), no legislativo (tribunal de la patente única)
Ponentes: Bernhard Rapkay (S&D, Alemania) para la patente única; Klaus-Heiner Lehne (PPE, Alemania) para el tribunal de patentes y Raffaele Baldassarre (PPE, Italia) para el régimen lingüístico

Ref. : 20121210IPR04506
 
 
Contactos