Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

La crisis se ensaña con las mujeres

Otros Artículo - Derechos de la mujer / Igualdad de oportunidades21-02-2013 - 15:01
 
Imagen de una ejecutiva que abandona su oficina son sus efectos personales   Una ejecutiva abandona su oficina con sus efectos personales

El paro, el empleo a jornada parcial y los recortes de los servicios sociales son algunas de las manifestaciones de cómo la crisis económica ha deteriorado las condiciones laborales de las mujeres en toda Europa. La participación de la mujer en el mercado laboral es esencial para la recuperación. La cuestión es cómo impulsar su empleo y reforzar su posición. El martes 19 de febrero, la comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género aprobó un informe para apoyar a este colectivo.


El informe señala que las mujeres, en general, disfrutan de peores condiciones laborales que los hombres, tanto salariales como de seguridad. Y que son más vulnerables a todo cambio negativo. Elisabeth Morin-Chartier, eurodiputada francesa del grupo del Partido Popular Europeo, aseguró que "cuando la crisis comenzó, los primeros afectados fueron los hombres, pero ahora son las mujeres las que sufren una crisis silenciosa que empeora sus condiciones".


Las mujeres trabajan a tiempo parcial mucho más que los hombres. En 2011, un 31,6 por ciento de los empleos femeninos eran de jornada reducida, mientras que en el caso de los hombres este porcentaje se reducía al 8,1 por ciento.


Los recortes en el Estado del bienestar afectan mucho más a las mujeres que a los hombres, puesto que tradicionalmente asumen muchas más responsabilidades familiares. Muchas se ven obligadas a dejar sus trabajos para cuidar de los niños y de las personas ancianas. Las madres solteras son especialmente vulnerables. Por otro lado, las mujeres ganan en general menos dinero que los hombres: la brecha salarial entre ambos sexos es del 17 por ciento.


El informe recién aprobado por la comisión parlamentaria de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género defiende que la Unión Europea (UE) debería facilitar la inserción de la mujer en el mercado laboral a través del Fondo Social Europeo y otros programas. También aconseja a los Estados de la UE que alienten el espíritu empresarial entre las mujeres.


Este mismo documento considera que las guarderías en las empresas deberían ser una prioridad. Y que la igualdad de género debe integrarse en las políticas económicas, presupuestarias y de empleo de la Comisión Europea.


"Desafortunadamente, en la mentalidad general, el empleo de los hombres sigue pareciendo prioritario respecto al de las mujeres", lamentó Elisabeth Morin-Chartier. "Los efectos de la crisis sobre el trabajo de las mujeres son duros y será duraderos", añadió la eurodiputada.


Trabajos precarios


"Antes de la crisis, el paro, los trabajos precarios, las jornadas parciales, los salarios bajos y la evolución profesional ralentizada ya afectaban más a las mujeres que a los hombres", detalla Morin-Chartier. "Hoy, bajo el efecto de las políticas de austeridad, ellas sufren una penalización doble". Y apostilla la eurodiputada: "El impacto de la crisis sobre el trabajo de las mujeres está en el núcleo de las políticas de igualdad y de empleo; y yo digo que ya basta el retroceso de las mujeres en la sociedad".


El informe recién aprobado por la comisión del Parlamento Europeo alimentará los debates con motivo del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo.


Ref. : 20130215STO05858