Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

Los eurodiputados discuten las implicaciones del futuro acuerdo de libre comercio Europa-EE UU

Otros Artículo - Comercio exterior / internacional01-03-2013 - 08:49
 

La Unión Europea y Estados Unidos abrirán este año negociaciones para pactar un tratado de liberalización comercial que impulse sus respectivas economías. Hay muchas cuestiones pendientes ya que aunque el acuerdo aumentaría los intercambios y generaría empleo, ambos bloques deberán primero reconciliar sus puntos de vista en cuestiones como la protección de datos privados, la seguridad alimentaria y el bienestar animal. Nuestro vídeo presenta las opiniones de dos eurodiputados.


Vital Moreira, eurodiputado socialista portugués y presidente de la comisión parlamentaria de Comercio Internacional, se muestra optimista ante las ventajas del futuro tratado transatlántico de libre cambio. "Los estudios realizados muestran que existe un potencial de crecimiento muy significativo", asegura. "Incluso un pequeño aumento en el comercio producirá un enorme valor añadido para el crecimiento y el empleo en ambas orillas del Atlántico".


Sin embargo, la eurodiputada alemana del grupo del Partido Popular Europeo Godelieve Quisthoudt-Rowohl opina que "todo el mundo en la Unión Europea dice que no quiere el estilo de vida americano, pero queremos que los americanos negocien con nosotros de igual a igual".


Por su parte, el alemán Helmut Scholz, eurodiputado del grupo de Izquierda Unitaria, está preocupado por el impacto que estas negociaciones puedan tener sobre el comercio internacional. "Si esta negociación fuera a contribuir al sistema multilateral de comercio global, diría que merece la pena intentarlo", asegura el político alemán antes de advertir: "Pero no deben ser un freno".


Los partidarios de una negociación multilateral para liberalizar el comercio mundial temen que negociaciones bilaterales como esta que se anuncia entre exclusivamente europeos y estadounidenses sean perjudiciales para otras regiones del mundo. Especialmente para los Estados en vías de desarrollo, puesto que no se podrán beneficiar de la apertura de mercados resultante. Pero las negociaciones auspiciadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC), en las que participan un centenar y medio de Estados, no han arrojado resultados en la última década.


Cuando los negociadores de ambas orillas del Atlántico alcancen un acuerdo, será necesario que lo apruebe el Parlamento Europeo para que entre en vigor.

Ref. : 20130225STO06087
Actualización: ( 01-03-2013 - 11:41)