Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

TTIP: mayor acceso a mercado de EEUU, reforma de la protección de inversiones, estándares UE

INTA Notas de prensa - Comercio exterior / internacional28-05-2015 - 18:33
 
Rapporteur Bernd Lange (2nd on the Left) and the final vote on screen on the draft report, providing guidelines to the current Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP) negotiations.   Eurodiputados de la comisión de Comercio Internacional reclaman mayor acceso al mercado estadounidense, reformar la protección de inversiones y mantener los estándares de la UE en las negociaciones para el acuerdo de libre comercio con EEUU

Un acuerdo de libre comercio entre la UE y Estados Unidos debe ampliar el acceso europeo al mercado estadounidense, sin socavar los estándares de la UE ni el derecho a actuar en defensa del interés general, según las recomendaciones adoptadas el jueves por la comisión de Comercio del Parlamento. Los mecanismos de resolución de disputas entre inversores y Estados deben ser reformados y mejorados, agregan los eurodiputados.


Las recomendaciones a los negociadores de la Comisión para el tratado de libre comercio con EEUU (TTIP, en inglés), aprobadas por la comisión con 28 votos a favor, 13 en contra y sin abstenciones, deben todavía ser respaldadas por el pleno del Parlamento.

 

Necesitamos un acuerdo ambicioso pero equilibrado

El PIB de la UE “depende en gran medida del comercio y la exportación”, por lo que un acuerdo con Estados Unidos “bien diseñado” podría impulsar la contribución de la industria al PIB comunitario del 15% al 20% en 2020, al permitir a las empresas europeas, especialmente las pequeñas y medianas, así como las microempresas, entrar en un mercado de 850 millones de consumidores, señalan los eurodiputados.


Pero dado que según algunos estudios, los beneficios del TTIP para la economía de la UE son difíciles de evaluar, el texto insiste en que las conversaciones deben ser transparentes, con objeto de alcanzar un acuerdo “ambicioso”, pero “equilibrado”, que beneficie a todos los Estados miembros y cree un “entorno económico efectivo, favorable a la competencia” y que excluya las barreras no arancelarias. Debe garantizarse un elevado nivel de protección de los consumidores, sus datos, salud y seguridad, y ha de evitarse el denominado “dumping” social, fiscal y medioambiental.


Reforma del sistema de protección de inversiones


Los eurodiputados consideran que el TTIP debe terminar con el ”tratamiento desigual a los inversores europeos en EEUU” estableciendo un sistema reformado y justo para que los inversores ”busquen y obtengan compensación a los agravios”.


Este nuevo sistema deberá basarse en el “documento de reflexión” sobre el modelo revisado de protección de las inversiones, tal como fue presentado por la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström el 6 de mayo ante la comisión parlamentaria, y en las discusiones entre los ministros de la UE. Debe incluir una “solución permanente” con “jueces independientes nominados de manera pública”, “audiencias públicas” y un “mecanismo de apelación”. Tendrá que respetar la jurisdicción de los tribunales de la UE y sus Estados miembros. A medio plazo, un tribunal público para inversiones podría usarse para dirimir las disputas entre inversores, indican los eurodiputados.


El texto advierte, asimismo, de que el derecho a regular en defensa del interés public ha de protegerse y deben evitarse las reclamaciones injustificadas.


Agricultura: “lista exhaustiva” de productos sensibles


Aunque el objetivo es eliminar todos los aranceles aduaneros, las dos partes deberán negociar una “lista exhaustiva” de “productos agrícolas e industriales sensibles”, que quedarían excluidos de la liberalización o sujetos a periodos transitorios más largos, según el texto.


Los eurodiputados piden a los negociadores de la UE que “hagan todo lo posible” para incluir una “cláusula de salvaguarda”, reservando el derecho a cerrar los mercados a ciertos productos en caso de incrementos de la importación que supongan un grave riesgo para la producción local de alimentos.


También encargan a la Comisión que anime a Estados Unidos a levantar la prohibición a la importación de ternera europea y que se establezcan importantes salvaguardas para el sistema de indicaciones geográficas de la UE.


Estándares de salud pública


Los negociadores deben intentar eliminar el exceso de procedimientos para prohibir las importaciones por motivos de seguridad alimentaria y salud animal y debe aceptarse “el “reconocimiento mutuo de estándares equivalentes”, agregan las recomendaciones. Al mismo tiempo, los estándares de la UE deben protegerse en ámbitos en los que los estadounidenses son “muy diferentes”, por ejemplo, para la autorización de productos químicos o sustancias para clonación y alteración endocrina. El principio “de precaución” de la UE debe respetarse, subrayan.


Mejor acceso a los recursos energéticos de EEUU


El TTIP debe abolir “las restricciones vigentes o los impedimentos a la exportación de combustibles, incluido el gas natural licuado (LNG, en inglés) y el petróleo” entre la UE y EEUU, para contribuir a la seguridad energética de la Unión y reducir los precios, dicen los eurodiputados. El acuerdo debería incluir un capítulo específico dedicado a la energía, que incluya el respeto a los estándares medioambientales de la UE y los objetivos climáticos globales, agregan.


La protección de datos no es negociable


Los eurodiputados advierten de que las normas de la UE sobre protección de datos no deben ponerse en riesgo mediante la integración de los mercados de la UE y EEUU de comercio electrónico y servicios financieros. El acuerdo tendrá que excluir expresamente todas las reglas vigentes y futuras en la UE sobre protección de datos personales de cualquier concesión. Las cláusulas sobre flujo de datos personales sólo podrán negociarse con Washington si se aplican las mismas reglas de protección “en ambos lados del Atlántico”, subraya el texto.


Apertura de los mercados estadounidenses de transporte y contratos públicos


El TTIP debe levantar las restricciones existentes en EEUU a la propiedad extranjera en los sectores del transporte aéreo y marítimo –como las leyes “Jones” y “Air cabotage”- que “dificultan seriamente el acceso al mercado a las compañías europeas”, reclaman los eurodiputados, que también quieren ampliar las oportunidades para las empresas europeas en el mercado estadounidense de telecomunicaciones.


La amplia diferencia entre el grado de apertura de los sectores de contratación pública en ambas partes tiene que remediarse. El pacto, recomiendan los eurodiputados, debe conllevar una “apertura significativa” del mercado estadounidense de contratación pública a todos los niveles, para que las compañías europeas, y especialmente las pequeñas y medianas, puedan optar a contratos públicos en EEUU en las áreas de construcción, ingeniería civil, transporte y energía.


Piden, asimismo, a los negociadores que tengan en cuenta los intereses comunitarios en el ámbito de los “servicios altamente especializados”, como ingeniería y otros servicios profesionales, financieros o de transportes.


Servicios públicos excluidos

 

El texto reitera que los servicios públicos deben quedar fuera del acuerdo (incluidos, aunque no solo, suministro de agua, salud, servicios sociales, sistemas de seguridad social y educación).


Vigilancia de derechos laborales


Los eurodiputados piden a los negociadores de la UE que reclamen a EEUU la ratificación, aplicación y cumplimiento de las ocho convenciones principales de la Organización Internacional del Trabajo (hasta ahora sólo ha ratificado dos) y destacan que la aplicación de las cláusulas laborales por parte de las empresas estadounidenses requiere una especial vigilancia, implicando a los agentes sociales y a representantes de la sociedad civil.


Más transparencia para los eurodiputados y para el público


En sus recomendaciones, la comisión parlamentaria hace hincapié en la necesidad de aumentar la transparencia sobre la marcha de las negociaciones. Piden que haya más documentos accesibles al público y consideran que “cualquier negativa a publicar una propuesta negociadora” debe fundamentarse. Todos los eurodiputados han de tener acceso a los “textos consolidados” (los capítulos ya acordados entre la UE y EEUU).


Referencia mundial

 

Un acuerdo entre los dos grandes bloques económicos, que ya “comparten y valoran” principios y valores similares tiene el potencial de establecer normas globales, evitando que otros países “con valores y estándares diferentes” puedan asumir ese papel de referencia, subrayan los parlamentarios en sus recomendaciones.


Próximos pasos


El texto adoptado por la comisión de Comercio será votado por el pleno del Parlamento, previsiblemente el próximo 10 de junio.


El TTIP, una vez redactado por los negociadores de la UE y EEUU, necesita el respaldo del Parlamento Europeo y del Consejo de la UE para entrar en vigor.

Ref. : 20150528IPR60432
 
 
Contactos