Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

Intervención conjunta de Hollande y Merkel ante el pleno del Parlamento Europeo

Sesión plenaria Notas de prensa - Instituciones07-10-2015 - 20:19
 
Video streaming of the meeting

La situación actual en la UE y los retos comunes, especialmente en el ámbito de la migración, centraron el debate entre los jefes de filas de los grupos parlamentarios en la Eurocámara con el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, que tuvo lugar en el pleno la tarde del miércoles.


El presidente del Parlamento, Martin Schulz, dio la bienvenida a ambos líderes y consideró que su intervención conjunta es un “símbolo de la reconciliación franco-alemana y de la unidad europea”.


Schulz destacó que es la primera vez desde 1989, cuando el presidente François Mitterrand y el canciller Helmut Kohl aparecieron juntos ante el pleno, en que los mandatarios de Francia y Alemania comparecen de manera conjunta “en respuesta a los retos sin precedentes que enfrenta la Unión ante los representantes del pueblo europeo”.


“Cuando la cooperación franco-alemana no funciona bien, toda Europa sufre. Si, en situación de crisis alcanzan un compromiso, benefician a la UE en su conjunto”, agregó Schulz.


François Hollande


Frente a la tentación de los países europeos de “replegarse sobre sí mismos”, que condena a Europa a la impotencia, Hollande abogó por una Europa capaz de reafirmar los principios de solidaridad, responsabilidad y firmeza. Firmeza ante la “brutal violación de la legalidad internacional” en Ucrania. Y responsabilidad contra el terrorismo, “que amenaza el alma de nuestro continente”. Hollande también instó a aplicar el principio de solidaridad con los refugiados.


“Confrontados a esos desafíos, estoy convencido de que si no somos capaces de avanzar en la integración, debemos parar o ir hacia atrás”, señaló el presidente francés. Propuso consolidar la zona euro, mediante la coordinación de políticas, impulsar la convergencia y armonización fiscal, la inversión y la políticas tributaria y social”.

 

Angela Merkel

 

“El elevado número de refugiados coloca a Europa ante una prueba histórica. Y permitir a estas personas una vida digna en sus países es un desafío para Europa y para el mundo”, afirmó Merkel.

 

“Debemos resistir la tentación de volver a las medidas nacionales. Lo que hace falta ahora es más Europa. Alemania y Francia están preparadas. Sólo si permanecemos unidos lograremos combatir las razones por las que la gente huye de sus países. Sólo podremos garantizar la protección de nuestras fronteras si hacemos algo respecto a las numerosas crisis en los países vecinos. Y Turquía juega un papel clave”, señaló la canciller.

 

Grupos parlamentarios

 

El presidente del PPE, Manfred Weber (Alemania), recordó que hace 25 años Mitterrand y Kohl declararon el apoyo de los dos países a una Europa democrática. “Hoy, su presencia ha renovado esa afirmación. Esta es una declaración de amistad germano-francesa, de la responsabilidad asumida por los dos países y de las perspectivas de futuro”. Weber también dijo que si Turquía, Jordania, Líbano y otros países pobres son capaces de acoger a millones de refugiados, los europeos también deben hacerlo.

 

En nombre del grupo S&D, Gianni Pittella (Italia), destacó que la historia nos ha enseñado que el motor franco-alemán ha servido a Europa porque tenía una visión: la idea de que mediante la reconciliación de pueblos divididos durante siglos de guerra se pondrían las bases para la integración política. Pero ahora hace falta “una nueva visión, un nuevo proyecto político que dé sentido a la Unión y que cuente con protagonistas en todos los Estados miembros”.

 

Antonio Legutko (ECR, Polonia) culpó al “motor franco-alemán de Europa” de “confundir liderazgo con dominación”. “¿No se dan cuenta de que parte del problema es que uno o dos países deciden por el resto?”, preguntó.


Por parte de ALDE, Guy Verhofstadt (Bélgica) recalcó que la crisis múltiple que afrontamos pone en riesgo el proyecto europeo. “¿Y si el euro desaparece mañana? ¿Y si se derrumba Schengen? ¿Qué nos quedará entonces?”, inquirió, para responder a continuación que “nada más que una confederación de estados nación. Débil económicamente, insignificante en el escenario global.”


Gabriele Zimmer (Alemania), del grupo de la Izquierda Unitaria, aseguró que el motor franco-alemán se está quedando sin fuerzas. Y criticó que los discursos de ambos líderes no mostraran una perspectiva de más democracia o de una unión social dentro de la UE.

 

La presidenta de los Verdes en el PE, Rebecca Harms (Alemania), reclamó un gobierno para la zona euro y una revisión de la política de asilo. “Pero no se trata sólo de militarizar las fronteras, advirtió.

 

Nigel Farage (Reino Unido), líder del grupo EFDD, subrayó que, mientras la alianza de Kohl y Mitterrand era entre iguales, en el pacto actual, Francia está ”disminuida, atrapada”. Consideró irónico que un proyecto “diseñado para contener el poder alemán ha resultado en una Europa totalmente dominada por Alemania”.

 

La presidenta del grupo ENF, Marine Le Pen (Francia), recordó a Hollande que el presidente de la República Francesa “no debe someterse a la política decidida en Berlín, Bruselas o Washington, sino defender la soberanía nacional. Y eso no es lo que usted está haciendo”, aseveró.

Ref. : 20150929IPR94921
Actualización: ( 08-10-2015 - 14:11)
 
 
Contactos