Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

Refugiados: una crisis que va de mal en peor

Otros Artículo - Inmigración14-01-2016 - 16:51
 
Refugiados sirios camino de Austria ©UNHCR/Mark Henley.   Refugiados sirios camino de Austria ©UNHCR/Mark Henley

Europa sigue buscando una respuesta eficaz a la crisis de los refugiados y los inmigrantes que, según el comisario europeo Avramopoulous "está empeorando". El comisario advirtió que la unidad está en juego, alertó del aumento del populismo y el nacionalismo, y pidió que los Estados de la Unión Europea (UE) cumplan sus promesas y sean solidarios entre ellos. "Si Schengen se desmorona, será el principio del fin del proyecto europeo", sentenció.


Dimitris Avramopoulos, comisario titular de la cartera de Migración e Interior, debatió este jueves 14 de enero de 2016 con la comisión parlamentaria de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, presidida por el eurodiputado laborista británico Claude Moraes, la aplicación de las medidas sobre inmigración y la propuesta de diciembre de 2015 de crear una guardia europea de fronteras.


El Parlamento Europeo respaldó en septiembre de 2015 dos medidas de emergencia para reubicar en diferentes Estados de la UE a 160.000 solicitantes de asilo llegados a los países europeos situados en primera línea. Pero hasta la fecha, sólo 272 personas han sido reubicadas. "Todos los Estados de la UE deben de participar", defendió el comisario europeo durante el debate de este jueves; que también les pidió que no caigan prisioneros de las agendas políticas nacionales.


"¿Cómo es posible que apliquemos algo si los Estados no dejan de decir no, no, no?", se preguntó la eurodiputada alemana del grupo Izquierda Unitaria Cornelia Ernst.


Puede hacer clic aquí para leer más noticias del Parlamento Europeo y seguir @Europarl_ES.


La normativa en vigor de la UE sobre refugiados se basa en el conocido como reglamento de Dublín. Este reglamento contempla, entre otras cuestiones, que la tramitación de todas las solicitudes de asilo se realice en el país de entrada a la UE. Durante el debate en la Eurocámara se constató que existe un acuerdo general para, según las palabras del comisario, proceder a una "muy profunda" revisión de esta normativa.


La Comisión Europea planteará sus propuestas en marzo. "No necesitamos postureo disfrazado de política, espero que la revisión de Dublín será una revisión firme", puntualizó el eurodiputado conservador británico Timothy Kirkhope.


Anna Maria Corazza Bildt, eurodiputada popular sueca, indicó que "debemos distinguir entre los que tienen derecho a la protección internacional y los que no". Y recordó que la Eurocámara trabaja en la actualidad en una lista común de estados de origen seguros desde los que será mucho más difícil aceptar solicitudes de asilo, y en un mecanismo permanente de reubicación.


Vigilar las fronteras


La eurodiputada demócrataliberal francesa Nathalie Griesbeck, mantuvo que la frontera exterior de la UE debe ser "vigilada de manera adecuada para garantizar que Schengen no se desmorone". La Comisión propone reforzar la agencia Frontex y convertirla en un organismo que pueda, por ejemplo, desplegarse en algunos incluso aún sin la aprobación del país en cuestión; propuesta que ya ha recibido la bienvenida de la Eurocámara.


El comisario Avramopoulous advirtió también que "sin el compromiso de países terceros, no hay esperanza". Y la eurodiputada socialdemócrata alemana Birgit Sippel se preguntó, por su parte, si el objetivo de la cooperación era lograr una gestión adecuada de la situación de los refugiados o sólo "mantenerlos allí". En la misma línea, la eurodiputada alemana verde Ska Keller esgrimió informaciones según las cuales Turquía "empuja a los refugiados para que vuelvan a Siria", como consecuencia directa de su acuerdo con la UE.


Terrorismo


No será sencillo distinguir entre refugiados, inmigrantes económicos y terroristas que intentan aprovecharse de la coyuntura para infiltrarse en Europa. En Grecia e Italia se están poniendo de marcha centros de recepción o puntos críticos para recibir a quienes realizan la travesía, centros en los que se toman las huellas dactilares de todos los migrantes, se realiza una primera selección y reubicación de los solicitantes de asilo, y se establecen la capacidad adecuada de recepción.


Laura Ferrara, eurodiputada italiana del grupo de la Libertad y la Democracia Directa, denunció que "en Italia, los puntos críticos no funcionan, el procedimiento de identificación es demasiado lento", y no se ayuda ni acompaña hasta la frontera a aquellos cuyas solicitudes de asilo han sido denegadas. El comisario Avramopoulous explicó que la creación de los puntos críticos aún dista de estar acabada y aseguró que él sigue el proceso de cerca. Añadió además que, con independencia de cualquier otra decisión política, "todos los Estados de la UE deben acoger a los refugiados de manera digna".


El debate tuvo como telón de fondo los recientes atentados de París y Estambul, y los sucesos de Noche Vieja en Colonia y otros lugares. El comisario europeo insistió en evitar amalgamas de inmigrantes y terroristas. La eurodiputada de Países Bajos Vicky Maeijer, del grupo de las Naciones y de las Libertades, tachó de "muy peligrosa" la política de la UE. Y apostilló: "Tenemos que cerrar la frontera".


Medidas a medio y largo plazo


La UE reconoce que es evidente que la crisis no terminará de un día para otro. Y, por ello, como explicó el comisario europeo, "desarrolla una larga nómina de medidas a medio y largo plazo que alumbren un futuro sistema sostenible". En esta nómina de medidas figuran ayudas financieras a los más afectados, una nueva legislación sobre las fronteras, una revisión del sistema de tarjetas azules, un nuevo sistema de reubicación y la propuesta del próximo mes de marzo sobre fronteras inteligentes.

Ref. : 20160114STO09818
Actualización: ( 15-01-2016 - 10:10)
 
 
   
Compartir
 
 
La crisis de refugiados no da tregua
 

El comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, insta a Europa a no caer en la demonización de los inmigrantes, aunque advierte de que solo se recibirá a aquellos que realmente necesiten protección.