Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

La Eurocámara debate peticiones contra ACTA

Otros Artículo - Sociedad de la información20-06-2012 - 18:24
 

Los riesgos de ACTA: ¿realidad o ciencia ficción?

En los últimos meses se han puesto en marcha en toda Europa varias peticiones ciudadanas para poner fin al cuerdo ACTA; una de ellas, respaldada por 2,8 millones de firmas, que fue debatida el martes 19 de junio por la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. El 21 de junio será el turno la comisión de Comercio Internacional, que se pronunciará sobre una recomendación que propone que se rechace el acuerdo.


Alex Wilks, de la organización Avaaz, que presentó la petición contra ACTA (nombre que procede de las siglas en inglés de Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación) que han firmado 2,8 millones de personas, dijo que los ciudadanos no deben sentirse como "simples espectadores, sin influir en el resultado",  a pesar de que el acuerdo se haya negociado "a puerta cerrada".


Wilks, del mismo modo, dijo que este acuerdo podía desencadenar en "un régimen jurídico en el que las empresas privadas actúen como censores de internet". Por lo tanto, instó a los eurodiputados a "no aprobar el acuerdo".


La petición pide asimismo a la Eurocámara que defienda un acceso a internet libre y abierto y que, por tanto, vote en contra de ACTA. Otras peticiones aseguran que ACTA no va a "poner fin al comercio de productos falsificados, ni la piratería en internet", pero sí "dará a las autoridades y a las empresas demasiado control sobre la red". Junto con la del acceso a internet, otra de las preocupaciones expresadas por los peticionarios es la posible restricción en el acceso a los medicamentos genéricos.


Representación de los ciudadanos


El eurodiputado socialista británico David Martin, ponente sobre ACTA en la Eurocámara, explicó que independientemente de las distintas opiniones sobre el acuerdo, y después de que seis comisiones parlamentarias hayan tratado el asunto, el Parlamento Europeo, como voz de los ciudadanos, "debe llegar a una conclusión".


Por su parte, el eurodiputado español Raúl Romeda dijo que la Eurocámara "perderá credibilidad si no la apoya a la mayoría de los ciudadanos".


La Comisión Europea, representada por Benoît Lory, también participó en el debate. Lory explicó que ACTA "no modifica la actual legislación de la Unión Europea y no infringe los derechos fundamentales de la Unión". El representante de la Comisión explicó que tanto los servicios jurídicos de la Comisión Europea como el propio  Parlamento Europeo han dado testimonio de esto, ya que el acuerdo ACTA ha sido examinado en todos los Estados miembros y finalmente, la Unión Europa, por unanimidad y con el apoyo de los Estados, había decidido firmarlo.


Proceso de aprobación


Para que ACTA entre en vigor, el acuerdo debe ser ratificado por el Parlamento Europeo, el Consejo y todos los Estados miembros, aunque varios países ya han adelantado que no tienen intención de aprobarlo.


Los eurodiputados votarán su posición final sobre ACTA en base a una recomendación de la comisión parlamentaria de Comercio Internacional, en la que se tiene en cuenta las opiniones expresadas por otras comisiones parlamentarias.


La votación sobre ACTA por el pleno del Parlamento Europeo está prevista para la sesiónde julio en Estrasburgo.

Ref. : 20120615STO46956
Actualización: ( 21-06-2012 - 14:01)