Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

Sesión plenaria del 2 al 5 de julio en el PE

Cumbre europea: los eurodiputados piden más celeridad en la respuesta a la crisis

 
Debate sobre la cumbre del Consejo que se celebró el pasado 28 y 29 de junio   Debate sobre la cumbre del Consejo que se celebró el pasado 28 y 29 de junio

Un pacto para promover el crecimiento, la creación de un mecanismo de supervisión de los bancos europeos y la posibilidad de efectuar una recapitalización directa. La mayoría de los eurodiputados consideraron que los anteriores resultados de la cumbre del Consejo los días 28 y 29 de junio, que presentó el presidente de la institución, Van Rompuy, iban en la dirección correcta. Sin embargo, advirtieron que la Unión Europea debería adoptar medidas concretas para superar la crisis.


El Presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, explicó que esta institución había tomado decisiones para estabilizar los mercados, aumentar el crecimiento y fomentar la unión monetaria. "El objetivo es evitar que la recapitalización de la banca agrave la situación de la deuda pública de los Estados Miembros", dijo, subrayando que"el marco financiero de la Unión Europea para 2014-2020 tiene que estar al servicio del crecimiento y del empleo".


Para el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el sentido de urgencia estuvo muy presente en la cumbre. Destacó que la Comisión siempre ha insistido en que la consolidación debe ir acompañada de crecimiento sostenible, "solidaridad y responsabilidad", dijo.


Barroso, además, advirtió de que el debate sobre el crecimiento no puede separarse de los acuerdos sobre el marco presupuestario a largo plazo de la Unión Europea, y pidió un acuerdo en este sentido antes de que termine el año. En su opinión, la unión bancaria europea es un paso indispensable hacia la verdadera unión económica y monetaria. Y afirmó que cuando se debate sobre el futuro de la Unión, el Parlamento Europeo debería estar estrechamente relacionado con la toma de decisiones y la protección de la legitimidad democrática.


Avances en los diferentes Estados Miembros


El líder del grupo popular en el Parlamento Europeo, el eurodiputado francés Joseph Daul, dijo durante el debate que la hoja de ruta hacia la integración política en Europa está lejos de estar lista, aunque admitió que se han realizado algunos progresos. Para Daul, "las políticas económicas concretas presentadas por cada país, las recomendaciones formuladas por la Comisión Europea y el documento presentado por el presidente Van Rompuy van en la dirección correcta", es decir, "hacia una Europa política como la meta final".


Hannes Swoboda, líder del grupo parlamentario socialista, afirmó por su parte que es necesario un giro "o de lo contrario Europa en su conjunto morirá", aunque se mostró convencido de que "hay luz al final del túnel". En cuanto a las reticencias de los primeros ministros de Holanda y Finlandia a ratificar lo acordado en la cumbre, Swboda remarcó que deben respetar lo acordado. Además, reiteró la necesidad de un supervisor bancario común.


Medidas concretas e inmediatas


Guy Verhofstadt, presidente del grupo Liberal en el Parlamento Europeo, dijo que el grupo al que representaba ha acogido con satisfacción las decisiones del Consejo, aunque instó a tomar medidas concretas e inmediatas. "En septiembre, la Comisión Europea debería presentar un paquete de medidas sobre la creación de una unión bancaria real y un marco presupuestario integrado con un fondo de amortización".


Por su parte, la alemana que presiden el grupo de los Verdes, Rebecca Harms, consideró que el Consejo ha entendido que el problema de la Unión Europea ser una crisis monetaria, no una crisis de deuda de Estado. "El euro funcionará si llegamos a una política fiscal común, una supervisión común y una unión bancaria", apuntó.


Intereses nacionales


El líder del grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, Martin Callanan, explicó durante el debate que el Consejo ha puesto de manifiesto que incluso en los países de la eurozona la mentalidad sigue siendo la de primar los intereses nacionales. "Apoyo plenamente a los gobiernos nacionales que luchan por lo suyo, pero el euro nunca pretendió ser un instrumento destinado a ayudar a los países a defender sus intereses nacionales".


A su vez, Gabriele Zimmer, eurodiputada del grupo de la Izquierda Unitaria Europea, dijo que "no podemos limitarnos a ir de cumbre en cumbre, hay que escuchar a las personas que nos han votado". En esta línea, el eurodiputado británico Nigel Farage, del grupo Europa de la Libertad y la Democracia, recordó que la última fue la decimonovena cumbre sobre la crisis. Desde su punto de vista, la crisis del euro es irreparable y se agrava todavía más por la falta de liderazgo.