Compartir esta página: 

El PE ha dado luz verde hoy al ingreso de Bulgaria y Rumanía en el área Schengen. Los diputados consideran que ambos países cumplen los requisitos técnicos exigidos. No obstante, piden que se les informe de las medidas adicionales adoptadas en las fronteras entre Bulgaria, Turquía y Grecia para hacer frente a un posible aumento de la presión migratoria. El dictamen del Parlamento será remitido a los ministros de Interior de los Veintisiete, que se reúnen mañana en Luxemburgo.

La Eurocámara ha apoyado el acceso de Bulgaria y Rumanía a la zona Schengen después de haber examinado los informes de evaluación y los progresos realizados en ambos países para garantizar la seguridad de las fronteras exteriores. Los diputados subrayan que hay algunas cuestiones que requerirán un mayor seguimiento en el futuro, pero no constituyen un obstáculo al ingreso de Bulgaria y Rumanía. El pleno se ha pronunciado por 487 votos a favor, 77 en contra y 29 abstenciones.


Durante el debate, el ponente Carlos Coleho (PPE, Portugal) señaló que "podemos acoger a Bulgaria y Rumanía en el área Schengen y esperamos que el Consejo adopte la misma posición tan pronto como reciba nuestra posición favorable".


Zona fronteriza de Bulgaria, Grecia y Turquía


Sin embargo, Coelho también explicó que el área entre Bulgaria, Grecia y Turquía representa una de las fronteras exteriores más sensibles de la UE. Por ello, Bulgaria debe tomar medidas adicionales, incluido un plan de acción nacional que se aplicará cuando se una a la zona Schengen. También deberá lograr un enfoque común con Grecia y Turquía para reaccionar a un posible crecimiento de la presión migratoria.


Los diputados han aprobado una enmienda en la que piden a los Estados miembros interesados que informen al Parlamento Europeo y al Consejo, en un plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la decisión de integración, "del curso dado a las recomendaciones formuladas en los informes de evaluación".


Próximos pasos


La decisión de incorporar a nuevos países la deben tomar por unanimidad, después de consultar al Parlamento, los Estados miembros que integran la zona Schengen. Entre los requisitos de entrada figuran el control de las fronteras terrestres, marítimas y aéreas, la concesión de visados, la cooperación policial, un nivel técnico adecuado para conectarse al Sistema de Información Schengen y la protección de datos personales.


El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, declaró que "Schengen es uno de los mayores logros de la UE. No debemos destruirlo con decisiones repentinas. El sistema Schengen asegura los estándares más altos de gestión de las fronteras. Bulgaria y Rumanía cumplen estos estándares, por eso no debemos aplazar su integración. Pido al Consejo que siga la recomendación expresada en el voto de hoy por una amplia mayoría del Parlamento Europeo".


La decisión aprobada hoy será remitida al Consejo de Justicia y Asuntos de Interior, que se celebrará mañana y el viernes en Luxemburgo.


Procedimiento: consulta

Ponente: Carlos Coelho (PPE, Portugal)