Compartir esta página: 

El PE realizará un informe sobre la compatibilidad de varias leyes húngaras con los valores y la legislación de la UE, de acuerdo con una resolución aprobada hoy por el pleno. Según los resultados de ese informe, el PE considerará la posibilidad de activar el artículo 7 del Tratado de la UE, cuyo objetivo es investigar un riesgo claro de infracción de los valores europeos. Los diputados también piden a la Comisión que vigile de cerca los posibles cambios y la aplicación de las leyes en Hungría.

La resolución, presentada por los grupos S&D, ALDE, Verdes/ALE e Izquierda Unitaria y aprobada por 315 votos a favor, 263 en contra y 49 abstenciones, pide al Gobierno húngaro que cumpla las recomendaciones, y escuche las objeciones y las solicitudes de la Comisión Europea, el Consejo de Europa y la Comisión de Venecia, respetando los valores fundamentales y las normas de la Unión Europea.


Los eurodiputados manifiestan su "profunda preocupación por la situación en Hungría en relación con el ejercicio de la democracia, el Estado de Derecho, el respeto y la protección de los derechos humanos y sociales, el sistema de controles y equilibrios, la igualdad y la no discriminación".


En la resolución, el Parlamento Europeo encarga a la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, en cooperación con la Comisión Europea, el Consejo de Europa y la Comisión de Venecia, que controle si se han seguido las recomendaciones de la Comisión y del Parlamento Europeo y que presente sus conclusiones en un informe.


Vigilancia


La Comisión Europea debe "vigilar de cerca" las posibles modificaciones y la aplicación de las leyes en Hungría, así como "su cumplimiento con la letra y el espíritu de los Tratados europeos". Además, el ejecutivo comunitario deberá realizar un análisis en profundidad para asegurar:


- la plena independencia del poder judicial
- que la regulación del Banco Nacional de Hungría se atiene a la legislación europea;
- que se restablece la independencia de la autoridad de protección de datos y la libertad de información
- el pleno restablecimiento del derecho del Tribunal Constitucional a revisar cualquier acto legislativo, incluido el derecho a revisar el derecho presupuestario y fiscal;
- que la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación está garantizado por la letra y la aplicación de la ley húngara sobre los medios de comunicación
- que la nueva ley electoral cumple las normas democráticas europeas y respeta el principio de la alternancia política;
- que el derecho de ejercer oposición política de forma democrática está asegurado tanto dentro como fuera de las instituciones;
- que la ley sobre iglesias y denominaciones religiosas respetará los principios básicos de la libertad de conciencia y se abstendrá de someter el registro de las iglesias a la aprobación del Parlamento húngaro por mayoría de dos tercios.


¿Artículo 7?


Los eurodiputados piden a la Conferencia de Presidentes (Presidente del PE y líderes de los grupos políticos) que, en función de las conclusiones de la comisión de Libertades Civiles, considere la posibilidad de activar las medidas necesarias, incluida la activación del artículo 7.1 del Tratado de la UE, que se utiliza en caso de claro riesgo de una infracción grave de los valores de la UE.


Contexto


La nueva consitución húngara fue aprobada por el Parlamento magiar el 18 de abril de 2011 y entró en vigor el pasado 1 de enero. La adopción de las leyes que aplican la constitución suscitó inquietud en una serie de ámbitos, en particular en lo que concierne a la independencia del poder judicial, la independencia del banco central, la independencia de la autoridad de protección de datos, unas condiciones justas de competencia y alternancia políticas, así como en lo que concierne a la denominada ley de estabilidad, que somete el régimen del impuesto sobre la renta a una mayoría parlamentaria de dos tercios, y a las leyes cardinales que conceden a la actual mayoría el derecho exclusivo de nombrar funcionarios por un periodo inusualmente largo.


El pasado 17 de enero, la Comisión abrió tres procedimientos de infracción contra Hungría en relación con la independencia del Banco Central de Hungría, la reducción de la edad de jubilación de los jueces (que pasó de los 70 a los 62 años) y la independencia de la autoridad de protección de datos. El ejecutivo comunitario también solicitó a las autoridades húngaras información complementaria sobre la independencia del poder judicial. El gobierno húngaro tiene un plazo de un mes para responder a estas cuestiones.