Compartir esta página: 

© European Union 2013 - European Parliament  

Emily O´Reilly ha sido elegida hoy miércoles Defensora del Pueblo Europeo. La candidata irlandesa ha recibido el respaldo de 359 eurodiputados en una votación secreta, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar este cargo. El Defensor del Pueblo Europeo investiga quejas de los ciudadanos por mala administración de las instituciones europeas.

La mejora de la visibilidad de esta institución y su impacto en los medios de comunicación y en las redes sociales son las prioridades del mandato de Emily O´Reilly, que expirará después de las próximas elecciones europeas.


Cuatro candidatos participaron en la segunda votación, después de que Markus Jäger y Alex Brenninkmeijer retiraran sus candidaturas. En la tercera votación, los eurodiputados eligieron entre las dos candidatas más votadas en la segunda ronda: la holandesa Ria Oomen–Ruijten y Emily O´Reilly. Los otros dos candidatos fueron Dagmar Roth-Behrendt (Alemania) y Francesco Speroni (Italia).


El pasado 18 de junio, los seis candidatos al puesto de Defensor del Pueblo Europeo se sometieron al examen de los eurodiputados en una serie de audiencias organizadas por la comisión de Peticiones.


Según la normativa europea, el Defensor del Pueblo Europeo “debe ofrecer garantías de independencia”. El Parlamento Europeo suele elegir al Defensor del Pueblo en una votación secreta al comienzo de cada legislatura. Emily O´Reilly sustituirá al griego Nikiforos Diamandouros a partir del 1 de octubre, ya que Diamandouros decidió poner fin a su mandato antes de tiempo.


La oficina del Defensor del Pueblo Europeo se creó en 1995 con el objetivo de investigar los casos de mala administración por parte de las instituciones europeas, incluida la falta de transparencia y de provisión de información a los ciudadanos que la requieran.