Compartir esta página: 

El Parlamento Europeo ha aprobado este martes un proyecto de ley que reduciría los trámites burocráticos que deben afrontar los ciudadanos y las empresas cuando se establecen en otro Estado miembro. Las nuevas normas buscan simplificar las formalidades necesarias para demostrar la autenticidad de algunos documentos públicos como los certificados de nacimiento o de matrimonio. Sin embargo, el Consejo todavía debe dar su visto bueno al texto.

"Este reglamento beneficiará a los ciudadanos directamente, reducirá la burocracia y eliminará otros obstáculos para lograr una verdadera Unión Europea transnacional y sin fronteras", ha dicho el ponente Bernhard Rapkay (S&D, Alemania) después del voto. "Aun así, el Consejo de Ministros todavía tiene que entender que debe poner a los ciudadanos en primer lugar. Por ello, el Parlamento exige al Consejo que llegue a un acuerdo para permitir que los ciudadanos se beneficien de estos cambios".


Este reglamento establece las normas para probar la autenticidad de los documentos públicos, aunque no exige a los Estados miembros que reconozcan su contenido. Los eurodiputados han aprobado el texto con 573 votos a favor, 62 en contra y 44 abstenciones.

 

Trámites administrativos


La ley debería acabar con las formalidades administrativas como la "legalización" o la "apostilla" de algunos documentos públicos, como los que demuestran el estado civil, la relación familiar o los derechos de propiedad intelectual. Los parlamentarios quieren aumentar el número de documentos cubiertos por los trámites simplificados, de modo que proponen incluir los expedientes educativos, los documentos fiscales o de la seguridad social.


El Parlamento también ha fortalecido las normas para facilitar la aceptación de copias que no estén certificadas y traducciones.


Formularios multilingües opcionales


La ley también introduciría nuevos formularios multilingües a nivel comunitario para evitar la necesidad de traducir los documentos públicos y ayudar a las autoridades públicas. Los ciudadanos podrían usar estos documentos en lugar de los formularios nacionales para demostrar el nacimiento, muerte, matrimonio, pareja de hecho, estatus jurídico o representación de una empresa.


Además de estos cinco, la Eurocámara ha enmendado la propuesta original para incluir otros once documentos, que afectan al nombre, la descendencia, la adopción, la soltería, el divorcio, la disolución de una pareja de hecho, la ciudadanía y nacionalidad, la inexistencia de registro criminal, la residencia, el certificado de estudios y de discapacidad.


Salvaguardas frente al fraude


Las autoridades podrían verificar la autenticidad de un documento con las autoridades que la expidieron en el caso de que haya una duda razonable sobre su validez. Esta comprobación se realizaría a través del existente Sistema de Información del Mercado Interior.


Procedimiento: codecisión (procedimiento legislativo ordinario), primera lectura