Compartir esta página: 

Juncker participa en un debate en la Eurocámara sobre el "Lux-Leaks"© European Union 2014 

El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, participó hoy en un debate extraordinario celebrado en el Parlamento Europeo sobre la lucha contra la evasión fiscal, debido a la reciente revelación de acuerdos secretos que otorgan tratamientos fiscales preferenciales a empresas multinacionales en Luxemburgo.

Juncker subrayó que las decisiones fiscales en Luxemburgo no son ilegales, aunque admitió que "probablemente hubo un cierto grado de evasión fiscal en Luxemburgo, como en otros países de la UE. Encontramos esta situación en todas partes de Europa porque existe una armonización fiscal insuficiente", explicó. Anunció asimismo que el comisario Moscovici presentará  próximamente una propuesta para que haya un intercambio automático de información con respecto a decisiones fiscales nacionales.


El presidente del PPE, Manfred Weber (DE) dijo que confía en que Jean-Claude Juncker resolverá los problemas que ahora están sobre la mesa, y agregó que "no es la Unión Europea la que ha fracasado, sino los Estados miembros que no han hecho los esfuerzos suficientes para armonizar sus bases de impuestos corporativos. Necesitamos más transparencia en las decisiones fiscales nacionales, así como bases imponibles armonizadas", opinó Weber.


El presidente de S & D, Gianni Pittella (TI), dijo que "se siente la indignación de las personas afectadas por las grandes empresas que no pagan impuestos.La evasión fiscal es un fenómeno mundial y la mayor vergüenza es que ni siquiera es ilegal. Por lo tanto la ley tiene que ser cambiada. Pittella ha propuesto tres medidas: una definición clara de "paraísos fiscales", severas sanciones para los infractores y la declaración de impuestos, país por país.


Kay Swinburne de ECR (Reino Unido) también pidió nuevas medidas, especialmente contra la evasión fiscal agresiva y subrayó la necesidad de que haya informes precisos, país por país, sobre sus impuestos nacionales. "El Parlamento debe esperar el resultado de la investigación del comisario Vestager antes de juzgar", añadió.


Presidente ALDE, Guy Verhofstadt (BE) dijo que la investigación de la Comisión se debe completar antes de fin de año y lidiar no sólo con tres países, sino con el problema de la evasión de impuestos en general. También abogó por crear un comité especial de investigación en el Parlamento y pidió a los otros grupos que apoyen esta iniciativa. "Este es un caso claro en el que necesitamos más Europa - para establecer una legislación de cumplimiento tributario común y un código de convergencia, porque no sabemos a qué nivel armonizar", añadió.


Gabriele Zimmer (GUE / NGL, Alemania) preguntó a Juncker que explicara sus decisiones como ex primer ministro de Luxemburgo y por qué se permitió a las empresas la posibilidad de evitar pagar impuestos en su país, limitando a su vez los fondos disponibles para combatir la pobreza y la creación de empleo.


Philippe Lamberts (Verdes / ALE, BE), dijo que ya era hora de detener las guerras que libran  los impuestos en Europa. "Los que se benefician de esto son las empresas multinacionales y los muy ricos, mientras que las víctimas son las finanzas públicas europeas, por lo tanto, los ciudadanos de la UE".


Paul Nuttall (EFDD, Reino Unido) manifestó: "Juncker, cuando estaba haciendo campaña durante las elecciones europeas, lideró la plataforma de lucha contra la evasión fiscal de las multinacionales, pero la verdad es que permitió la evasión fiscal en Luxemburgo. El diputado pidió la dimisión del presidente de la CE mientras se investiga este asunto.


Bruno Gollnisch (NI, FR) acusó a Juncker de utilizar los escándalos para obtener más poder. Afirmó que no es necesaria la armonización fiscal, sino que hay una necesidad de hacer que las multinacionales paguen impuestos en los países en los que obtienen beneficios.