Compartir esta página: 

Hasta el final de 2016, las importaciones chinas a la UE pueden someterse a aranceles especiales para proteger a la industria comunitaria frente al dumping o los subsidios©AP Images/ European Union-EP  

Mientras China no cumpla los cinco criterios establecidos por la UE para definir a una economía de mercado, sus exportaciones deben recibir un tratamiento diferenciado, señala el Parlamento en una resolución no vinculante aprobada el jueves. En sus investigaciones antidumping y anti-subsidios, la UE debe evaluar si los costes y precios de China se fijan en función del mercado, para asegurar una competencia justa para la industria europea y defender el empleo en Europa, señala el texto.

Los eurodiputados señalan, no obstante, que la UE debe encontrar la manera de hacer esto respetando sus obligaciones dentro de la Organización Mundial de Comercio (OMC), y en particular en relación al protocolo de adhesión de China, que prevé cambios en el trato al país asiático después del 11 de diciembre de 2016. En la resolución, que fue aprobada con 546 votos a favor, 28 en contra y 77 abstenciones, piden a la Comisión que presente una propuesta equilibrada teniendo en cuenta todo ello.


El efecto de la economía china sobre la industria europea


El Parlamento insta a la Comisión a atender las preocupaciones de la industria comunitaria, los sindicatos y otras partes interesadas, respecto a las consecuencias para el empleo, el medio ambiente y el crecimiento económico de conceder a China el estatus de economía de mercado. La sobreproducción china y subsiguiente caída de los precios ya están teniendo serias consecuencias sociales, económicas y medioambientales en la UE, advierte el texto, en particular en el sector siderúrgico.


Los eurodiputados destacan que 56 de las 73 medidas antidumping que la UE aplica actualmente afectan a China.


China como socio comercial clave

 

La Cámara resalta, no obstante, la “importancia de la asociación de la UE con China”. El país asiático es el segundo socio comercial más importante de la UE y con unos flujos comerciales diarios superiores a los 1.000 millones de euros, el mercado chino “ha sido la principal fuente de beneficios para una serie de industrias y marcas de la Unión”.


Los eurodiputados se oponen a “toda concesión unilateral de la condición de economía de mercado a China”, y piden coordinación con otros socios relevantes para hacer una interpretación común de la normativa de la OMC. Instan a la Comisión a aprovechar las próximas reuniones del G7 y el G20, así como la cumbre UE-China para buscar una solución compatible con las reglas.


 

Revisión de la legislación anti-dumping


Los eurodiputados apuntan la “necesidad inminente” de acometer una reforma de los instrumentos de defensa comercial y piden al Consejo que desbloquee el paquete de propuestas legislativas para modernizarlos, sobre el que el Parlamento ya se pronunció en 2014.


Contexto y próximos pasos


Si la Comisión propone reconocer a China como economía de mercado en la legislación europea, el Parlamento tendría poder de codecisión junto al Consejo.


En un reciente debate en el pleno sobre la cuestión, el comisario Andriukaitis explicó que la Comisión está trabajando en una serie de normas que incluirían un sistema sólido de defensa comercial, garantizando el respeto a las reglas de la OMC, y que habrá un debate sobre ellas “antes del verano”.


Procedimiento: resolución no legislativa