Compartir esta página: 

Los eurodiputados destacan las llamativas diferencias entre los Estados miembros en las ventas y disponibilidad de medicamentos de nueva generación©AP Images/European Union-EP 

El precio de los nuevos medicamentos ha aumentado en las últimas décadas en la UE, hasta situarse fuera del alcance de muchos ciudadanos y amenazar la viabilidad de los sistemas nacionales de seguridad social, señala el Parlamento en una resolución aprobada el jueves. Para equilibrar los intereses de la sanidad pública y los de la industria farmacéutica, la Cámara propone medidas para mejorar la trazabilidad del gasto en I+D, la financiación pública y la inversión en mercadotecnia.

“Los sistemas públicos de salud son una parte clave de la identidad de la UE. El acceso a los medicamentos debe estar garantizado y, para ello, necesitamos reequilibrar el poder de negociación de los Estados miembros en relación a la industria farmacéutica”, dijo Soledad Cabezón Ruiz (S&D, España), responsable de la resolución.


El texto salió adelante con 568 votos a favor, 30 en contra y 52 abstenciones.

 

“La industria debe ser competitiva para producir innovación de calidad pero, al mismo tiempo, debe responder a las necesidades de los pacientes con medicamentos que sean seguros, efectivos y accesibles”, añadió.


Más claridad sobre el gasto en I+D


Los eurodiputados subrayan que el elevado nivel de fondos públicos dedicados a I+D no se refleja en el precio de las medicinas, lo que dificulta el adecuado rendimiento de la inversión pública. Reclaman reclama más claridad sobre el gasto en I+D, en particular la parte de investigación financiada con fondos públicos, y en comercialización de los  medicamentos.


La resolución pide al Consejo y la Comisión que refuercen la capacidad negociadora de los países para garantizar el acceso a medicinas en toda la UE.


El incremento del gasto farmacéutico y la clara asimetría entre las compañías farmacéuticas y las autoridades nacionales en capacidad negociadora e información sobre precios hace necesaria mayor cooperación entre los países y medidas políticas adicionales tanto a nivel comunitario como nacional, según los eurodiputados.



Consideran, asimismo, que es necesaria una nueva directiva sobre transparencia para asegurar unos controles eficaces en el proceso de fijación de precios y el reembolso de los medicamentos en los países.


Resistencia antimicrobiana


La resolución destaca que la brecha entre la creciente resistencia a agentes antimicrobianos y el desarrollo de nuevos medicamentos se está ensanchando y apuntan que las nuevas enfermedades resistentes a los antibióticos podrían causar 10 millones de muertes anuales en todo el mundo en 2050.


En la UE cada año mueren al menos 25.000 personas por infecciones causadas por bacterias resistentes, señala el texto. Asimismo, sólo una nueva generación de antibióticos se ha desarrollado en los últimos 40 años.



Contexto

 

Según la Organización Mundial de la Salud, el acceso a medicamentos esenciales es parte del derecho a la salud. Sin embargo, los eurodiputados destacan las diferencias entre los Estados miembros en la venta y disponibilidad de medicinas innovadoras. Esto puede deberse a varios factores, como los sistemas de precios y reembolso, problemas logísticos de suministro y almacenaje, fármacos de baja calidad, producción y uso  inadecuados, así como las normas sobre patentes, a menudo demasiado estrictas.

 

La resolución del PE también hace hincapié en que la brecha creciente entre la resistencia a los agentes antimicrobianos y el desarrollo de nuevos fármacos se está ampliando. Nuevas enfermedades resistentes a los medicamentos pueden causar 10 millones de muertes anuales en todo el mundo hasta 2050, advierten los eurodiputados.


Procedimiento:  Resolución no legislativa