Compartir esta página: 

El Parlamento propone limitar el uso de los vertederos al 5% del total de residuos 

El porcentaje de residuos reciclados debe aumentar hasta el 70% en 2030, desde el 44% actual, de acuerdo a un proyecto legislativo aprobado por el pleno el martes. Los eurodiputados también plantean limitar el porcentaje de vertidos, por su gran impacto ambiental, al 5%, y reducir a la mitad el desperdicio de alimentos en 2030. El Parlamento comenzará ahora a negociar los textos con el Consejo de Ministros.

Según datos de Eurostat, en 2014 el 44% de la basura municipal en la UE fue reciclada o destinada a compostaje. En 2004 el porcentaje se quedó en el 31% y el objetivo es alcanzar el 50% en 2020.


Simona Bonafè (S&D, Italia), responsable de la tramitación parlamentaria del paquete legislativo destacó el compromiso de la Cámara con la economía circular. Apuntó que la demanda de materias primas puede aumentar hasta un 50% en los próximos quince años y consideró que, para frenar esa tendencia, debemos adoptar un modelo de desarrollo basado en mantener los materiales y su valor en circulación.


“Reutilizar, reciclar y recuperar son ya palabras esenciales, en torno a las cuales debemos construir un nuevo paradigma para promover la sostenibilidad, la innovación y la competitividad, para que los residuos dejen de ser un problema y se conviertan en un recurso”, agregó Bonafé.


Residuos y envases


En 2030, al menos el 70% del peso total de la denominada basura municipal (procedente de hogares y empresas) deberá ser reciclada o preparada para ser reutilizada (es decir, comprobada, limpiada o reparada), según el Parlamento. La Comisión propuso un objetivo del 65%.


En cuanto al material de paquetes y envases, como papel y cartón, plástico, vidrio, metal y madera, los eurodiputados quieren que el 80% sea reciclado en 2030, con objetivos intermedios para 2025 para cada material.


Vertidos


El proyecto de la Comisión limita al 10% el porcentaje de residuos municipales que en 2030 podrán acabar en vertederos. Los eurodiputados quieren reducirlo al 5%, aunque con una posible extensión de cinco años, bajo ciertas condiciones, para los países en los que los vertidos representaban más del 65% de la basura municipal en 2013.


Desperdicio de alimentos


En la UE, alrededor de 89 millones de toneladas de comida, equivalentes a 180 kilos por persona, acaban cada año en la basura. La Cámara aspira a reducir el desperdicio de comida en un 30% en 2025 respecto a 2014, y dejarlo en la mitad en 2030. Propone disminuir en el mismo porcentaje los deshechos marinos.


Próximos pasos


Los cuatros informes aprobados el martes por el pleno fijan la posición que el Parlamento defenderá ante el Consejo. Los ministros todavía no han adoptado su posición.


Información adicional

 

En 2014, Austria, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Holanda y Suecia prácticamente no mandaron residuos municipales a vertederos, mientras que Chipre, Croacia, Grecia, Letonia y Malta todavía vierten más del 75% de su basura municipal.


Aunque la gestión de desechos en la UE ha mejorado considerablemente en las últimas décadas, al menos una tercera parte de los residuos municipales todavía termina en vertederos y menos de la mitad se recicla o usa como abono, con amplias diferencias entre estados miembros. 

 

Procedimiento: procedimiento legislativo ordinario, primera lectura

Facts 
  • el 44% de la basura municipal en la UE se recicla o dedica al compostaje  
  • este porcentaje deberá aumentar hasta el 70% en 2030 
  • los eurodiputados también quieren limitar los vertidos al 5% del total de residuos 
  • el desperdicio de comida debe reducirse a la mitad