Compartir esta página: 

Las armas de fogueo y las desactivadas inadecuadamente, como eran las usadas en los atentados de París, estarán sometidas en la UE a controles más estrictos, en virtud de una nueva directiva aprobada el martes por el Parlamento. La norma también obligará a los países a poner en marcha sistemas de seguimiento de las licencias concedidas y renovadas, así como a intercambiar información.

La revisión de la directiva sobre armas de 1991, que ya había sido acordada con el Consejo, salió adelante con 491 a favor, 178 en contra y 28 abstenciones.

 

“A lo largo de los últimos 18 meses hemos trabajado con todos los interesados, con las fuerzas del orden y expertos legales, para proteger los intereses de los propietarios legítimos y resolver a la vez cuestiones de seguridad”, explicó Vicky Ford (ECR, Reino Unido), responsable de la tramitación parlamentaria del texto.


Evitar que las armas caigan en malas manos


Los países de la UE deberán imponer controles más rigurosos a las armas de fogueo, que fácilmente pueden convertirse en armas capaces de disparar proyectiles. El ataque terrorista a Charlie Hebdo en 2015 se perpetró con este tipo de armas.


En la actualidad, las armas acústicas se pueden vender libremente en algunos estados miembros. Con la nueva norma, será necesario contar con una licencia de armas igual que para las de fuego real.


Desactivación irreversible


La directiva revisada refuerza las reglas sobre registro de armas de fuego y clarifica el estatus de armas “desactivadas” (las desactivadas recientemente deberán declararse a las autoridades nacionales). A petición del Parlamento, la Comisión se comprometió a adoptar, antes del final de mayo de 2017, nuevos estándares y técnicas de desactivación para asegurar que las armas quedan inutilizadas de manera permanente.


Algunas armas semi-automáticas peligrosas han sido transferidas a la “Categoría A” y, por lo tanto, queda prohibido su uso civil. Entre ellas, las equipadas con un cargador que permite disparar varias veces sin recargar munición (por ejemplo, más de 20 disparos en armas cortas semi-automáticas y más de 10 en las largas).


Los estados miembros podrán conceder autorizaciones a algunos particulares para la Categoría A, por ejemplo tiradores deportivos y reservistas, así como a museos reconocidos y, en casos excepcionales y debidamente argumentados, a coleccionistas, sujetos a estrictas medidas de seguridad.


Las nuevas normas también requieren que toda la información necesaria para localizar e identificar las armas de fuego sea almacenada en bases de datos nacionales y que se tomen medidas para mejorar el intercambio de información entre los países.


Pueden encontrar más información sobre la directiva revisada en este nota informativa (en inglés).


Próximos pasos


El proyecto de ley todavía debe ser formalmente aprobado por el otro co-legislador de la UE, el Consejo de Ministros.


Los países tendrán 15 meses desde la fecha de entrada en vigor de la directiva para trasladar las nuevas normas a su legislación nacional y 30 meses para poner en marcha las bases de datos para registrar toda la información requerida para identificar y rastrear las armas de fuego.  

 

Más información

 

La directiva europea de armas de fuego de 1991, actualizada por última vez en 2008, establece las condiciones por las que los particulares pueden adquirir y tener armas y transferirlas a otros países de la UE.

 

En la Agenda Europea de Seguridad  para 2015-2020, la Comisión Europea se comprometió a revisar en 2016 las normas comunitarias sobre armas de fuego para mejorar la transferencia de información entre países, reforzar la trazabilidad, estandarizar el marcado y fijar reglas comunes para neutralizar las armas. Tras los atentados terroristas de 2015 en Europa, la Comisión aceleró su trabajo y presentó su propuesta legislativa en noviembre de ese año. El Parlamento y el Consejo alcanzaron un acuerdo sobre el texto en diciembre de 2016.

 

Procedimiento: Co-decisión (Procedimiento legislativo ordinario), acuerdo en primera lectura

Facts 
  • Las armas de la categoría A están prohibidas para uso civil, con algunas excepciones, las armas de la categoría B requieren autorización, y los propietarios de armas de la categoría C deben estar registrados pero no necesitan autorización 
Who's involved 
Control of the acquisition and possession of weapons