Compartir esta página: 

El Cuerpo Europeo de Solidaridad, el proyecto comunitario que pretende crear 100.000 oportunidades de voluntariado y empleo para jóvenes, requiere una base legislativa sólida y financiación apropiada, según el Parlamento. En una resolución aprobada el jueves, los eurodiputados advierten de que el dinero para esta iniciativa no debe salir del presupuesto de Erasmus+ o de otros programas europeos.

“El Cuerpo Europeo de Solidaridad requiere dinero fresco; en ningún caso debe financiarse a costa de otros programas”, señaló la presidenta de la comisión parlamentaria de Cultura, Petra Kammerevert (S&D, Alemania) en un debate con el comisario Tibor Navracsics el lunes en Estrasburgo. “También debemos asegurarnos de que no se ocupen puestos de trabajo con formas de empleo más baratas”, agregó.


Los eurodiputados quieren que la Comisión tenga en cuenta el gran interés suscitado por el anuncio de la iniciativa. Más de 20.000 jóvenes se han inscrito en la web del Cuerpo desde diciembre de 2016. El número de oportunidades ofertadas debe responder a esa demanda, para ahorrar frustración a los candidatos.


El Parlamento cuestiona cómo la iniciativa del Cuerpo Europeo de Solidaridad reforzará los programas de voluntariado ya existentes, en lugar de duplicarlos.


La Comisión planea presentar una propuesta legislativa en mayo.


 

Procedimiento: Pregunta oral a la Comisión, con resolución

#EUSolidarityCorps