Compartir esta página: 

En la UE, el desperdicio de alimentos se estima en 88 millones de toneladas, o 173 kg por persona y año. ©AP Images/European Union-EP 

El Parlamento propone medidas para reducir a la mitad las 88 millones de toneladas de alimentos que la UE desperdicia anualmente.


 

  • reducir un 30% el desperdicio de alimentos en 2025 y a la mitad en 2030
  • facilitar la donación de alimentos
  • aclarar el significado de “consumo preferente” y “fecha de caducidad”

Los eurodiputados quieren reducir a la mitad las 88 millones de toneladas de comida que cada año acaban en la basura en la UE mediante la eliminación de las restricciones para las donaciones y acabando con la confusión entre las etiquetas de “consumo preferente” y “fecha de caducidad”.

 

El texto preparado por Bikjana Borzan (S&D, Croacia) fue aprobado con 623 votos a favor, 33 en contra y 20 abstenciones. “En los países desarrollados la comida se desperdicia sobre todo al final de la cadena, en la distribución y por los consumidores. Todos somos responsables”, dijo la ponente.


La Cámara pide a los Estados miembros que adopten las medidas necesarias para reducir el desperdicio de alimentos un 30% en 2025, y un 50% en 2030, en comparación con 2014, un objetivo introducido en la legislación sobre deshechos aprobada por el pleno en marzo.


Las autoridades nacionales y los operadores del sector alimentario deben hacer más para garantizar que los consumidores entienden la diferencia entre las fechas de caducidad y de consumo preferente, en particular el hecho de que puedan consumir alimentos una vez rebasada la fecha de consumo preferente, señala la resolución.


Los eurodiputados piden a la Comisión que evalúe los posibles beneficios de eliminar las fechas de consumo de algunos productos sin que conlleve riesgo para la salud o el medio ambiente.


Facilitar la donación de alimentos


El Parlamento también quiere que la Comisión proponga un cambio en la directiva del IVA autorizando explícitamente la exención de impuestos en las donaciones de alimentos. Asimismo, plantea que el Fondo de Ayuda Europea para los Más Necesitados (FEAD, por sus siglas en inglés) se utilice para financiar los costes de las infraestructuras de almacenamiento y transporte de los alimentos donados.


Datos


Alrededor de 88 millones de toneladas de comida, equivalentes a 173 kilogramos por persona, acaban cada año en la basura en la UE. La producción y eliminación de estos alimentos provoca la emisión 170 millones de toneladas de CO2 y requiere el uso de 26 millones de toneladas de recursos.


Procedimiento:  Resolución no legislativa