Compartir esta página : 
Los ciudadanos de la UE podrán acceder a sus suscripciones de televisión y música cuando viajen dentro de la UE

        
Los ciudadanos de la UE podrán acceder a sus suscripciones de televisión y música cuando viajen dentro de la UE ©AP Images/European Union-EP 

El PE aprobó el jueves nuevas reglas para permitir el acceso a servicios de televisión en línea desde otros países de la UE


  • Acceso de los abonados al contenido en línea desde otros países UE
  • Verificación de la residencia permanente del usuario para evitar vulneraciones de los derechos de autor
  • Salvaguardas para la protección de datos y privacidad de los usuarios

Los ciudadanos de la UE abonados a servicios audiovisuales en línea pronto podrán acceder a los contenidos también desde otros países de la Unión.


A menudo, los abonados en un Estado miembro no pueden acceder al contenido audiovisual al que están suscritos, como películas, series de televisión, eventos deportivos, música y videojuegos, cuando se desplazan dentro del territorio comunitario.


La nueva normativa, aprobada por el pleno el jueves y acordada informalmente entre el Parlamento y el Consejo en febrero, elimina estas restricciones y permitirá que los ciudadanos europeos puedan ver la televisión, escuchar música o jugar mediante servicios como Netflix, HBO Go, Amazon Prime, Spotify o Deezer, mientras se encuentren temporalmente en el extranjero.


La normativa salió adelante con 586 votos a favor, 34 en contra y 8 abstenciones.


Comprobación del domicilio y protección de datos


Los proveedores de contenidos en línea podrán adoptar medidas “proporcionadas y razonables” para comprobar que el abonado no vive de manera permanente en otro Estado miembro, dado que las exigencias respecto a los derechos de autor pueden variar de un país a otro.


Los posibles métodos para verificar la residencia incluyen la comprobación de documentos de identidad, cuentas bancarias o tarjetas de crédito, una declaración de impuestos, la dirección postal o la dirección IP desde la que el suscriptor accede al servicio.


Los operadores deberán asegurarse de que cualquier tratamiento de los datos personales es proporcionado e introducir garantías de seguridad, especialmente para la comprobación de las direcciones IP.


Las reglas se aplicarán sólo al contenido en línea sujeto al pago de una tarifa pero los proveedores de servicios gratuitos tendrán también la posibilidad de ofrecer la portabilidad de su contenido en toda la UE, siempre que cumplan los requisitos de comprobación de residencia.


Declaración del ponente

“Los ciudadanos europeos estaban esperando estos cambios, que suponen un paso más hacia un mercado digital común. Las nuevas reglas garantizan la portabilidad del contenido en línea, sin afectar a los derechos de autor”, dijo el ponente Jean-Marie Cavada (ALDE, Francia).


Próximos pasos


El proyecto de ley debe ahora ser adoptado formalmente por el Consejo de Ministros de la UE. Los Estados miembros tendrán entonces nueve meses desde la entrada en vigor del reglamento para comenzar a aplicarlo.

 

Datos


Según una encuesta de la Comisión (en inglés), en 2016, el 64% de los europeos usó internet para acceder a videojuegos, imágenes, películas o música  (67% en el caso de España). Muchos de ellos quieren seguirlo haciéndolo mientras viajan por Europa. Es previsible que estas cifras aumenten cuando los europeos empiecen a pagar menos por acceder a internet desde sus dispositivos móviles, a partir del próximo 15 de junio, al desaparecer los recargos por itinerancia.


Procedimiento: Procedimiento legislativo ordinario (acuerdo en primera lectura)