Compartir esta página: 

  • Retroceso del Estado de derecho y de la libertad de prensa
  • Condena del intento de golpe de estado, pero la respuesta gubernamental ha sido desproporcionada
  • Las negociaciones deberán suspenderse si se confirma el cambio constitucional

El retroceso del Estado de derecho y de los derechos humanos en Turquía preocupa a los eurodiputados© AP Images/European Union - EP 

Las negociaciones para la adhesión de Turquía deberán suspenderse si se adoptan los cambios constitucionales propuestos, según el PE, pues son contrarios a los criterios de acceso al bloque.

Los eurodiputados están preocupados por el retroceso en Turquía del Estado de derecho, los derechos humanos, la libertad de prensa y la lucha contra la corrupción. Condenan el apoyo declarado del presidente Erdogan a la pena de muerte y advierten de que su restablecimiento pondría en cuestión la pertenencia del país al Consejo de Europa y acarrearía el fin inmediato de las negociaciones para la incorporación a la UE.

 

A la vista del resultado del reciente referéndum en Turquía y la extensión de los poderes presidenciales, la resolución pide a la Comisión Europea y a los Estados miembros “que suspendan oficialmente y sin demora las negociaciones de adhesión con Turquía si el paquete de reformas constitucionales se aplica sin modificaciones”.

 

Los eurodiputados también reconocen, en su evaluación anual de los progresos reformistas de Turquía, que 2016 fue un año difícil para Turquía a causa de la guerra en Siria, la llegada de refugiados, varios ataques terroristas atroces y un intento de golpe de estado.

 

Condenan el intento de golpe de estado y expresan su solidaridad con el pueblo turco, aunque, al mismo tiempo, lamentan la respuesta desproporcionada del gobierno, que ha resultado en despidos masivos de funcionarios, clausura de medios de comunicación, arresto de periodistas, jueces y defensores de los derechos humanos, así como el cierre de escuelas y universidades.

 

La resolución también subraya la importancia de las  buenas relaciones con Turquía y de mantener un diálogo abierto y constructivo, clave para tratar los desafíos comunes como migración, seguridad o terrorismo. Los eurodiputados respaldan la modernización de la unión aduanera, y piden que los derechos humanos y la protección de las libertades fundamentales sean parte del nuevo acuerdo.

 

La resolución fue adoptada con 477 favorables, 64 en contra y 97 abstenciones. El Parlamento planea enviar una delegación a Ankara en otoño con la intención de retomar el diálogo parlamentario.

 

Declaración de la ponente

 

La ponente del texto, Kati Piri (S&D, Holanda), señaló: “Este Parlamento habla alto y claro, con una única voz, cuando condena el serio retroceso de los estándares democráticos del gobierno turco y continúa apoyando al pueblo turco. Millones de turcos quieren que la UE siga siendo un incentivo a las reformas en el país”.

Antecedentes

 

El procedimiento para suspender las negociaciones de adhesión a la UE se recoge en el artículo 5 del Marco negociador para Turquía. Éste estipula que “en caso de una grave y persistente infracción de los principios de libertad, democracia, respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales y del Estado de derecho en los que la Unión se basa, la Comisión recomendará, por propia iniciativa o por petición de un tercio de los estados miembros, suspender las negociaciones y propondrá las condiciones para una eventual reanudación de las mismas”.