Compartir esta página: 

  • Refuerzo de la posición negociadora de los productores frente a los supermercados
  • Más capacidad para afrontar turbulencias en la producción y en los mercados
  • Flexibilidad para que los Estados miembros ofrezcan ayuda a los agricultores jóvenes

El pleno acordó el martes simplificar la política agraria de la UE, aumentar la capacidad negociadora de los productores y prepararlos mejor ante imprevistos.

Los cambios de la Política Agracia Común (PAC), que entrarán en vigor en 2018, salieron adelante con 503 votos a favor, 87 en contra y 13 abstenciones.  

Refuerzo de los agricultores en una cadena de suministro más justa

Las nuevas reglas permitirán a todas las organizaciones agrarias reconocidas planear la producción y negociar contratos de suministro en nombre de sus miembros sin incumplir las normas de la UE sobre competencia. La negociación colectiva hasta ahora sólo estaba autorizada en unos pocos sectores, como la leche, el aceite de oliva, la ternera y los cereales.

Mejores herramientas ante crisis en el mercado o problemas en la producción

 

Los agricultores también contarán con mejores herramientas para protegerse contra la volatilidad del mercado y otros riesgos, como malas condiciones meteorológicas, plagas o enfermedades animales. Además, la Comisión Europea podrá responder de forma más rápida ante las crisis con medidas de apoyo excepcionales para el sector.

Agricultores activos y jóvenes: más flexibilidad

 

Los Estados miembros dispondrán de más flexibilidad a la hora de definir a los “agricultores activos”, es decir, potenciales receptores de subvenciones comunitarias. También podrán aumentar los “suplementos” para jóvenes agricultores -del 25% al 50% de sus pagos básicos por las primeras 25-90 hectáreas-, con el objetivo de aumentar el atractivo del sector entre la juventud.

Declaración

“Los cambios adoptados hoy harán nuestra política agraria más justa y sencilla, adaptada a las necesidades de los productores, y preparada para ofrecer a los consumidores europeos alimentos seguros”, señaló el ponente Albert Dess (PPE, Alemania).

 

Próximos pasos

 

La revisión de la política agrícola todavía debe ser aprobada por el Consejo de la UE, para su entrada en vigor el 1 de enero de 2018.

 

Puede leer más detalles sobre el contenido de la reforma aquí.