Compartir esta página: 

  • El 80 % de los países todavía permite experimentar con cosméticos en animales 
  • El veto en la UE no ha impedido la expansión de la industria cosmética 
  • Los eurodiputados piden un convenio auspiciado por la ONU 

La UE debe iniciar una campaña diplomática para prohibir en todo el mundo la experimentación cosmética en animales antes de 2023, señaló el jueves el Parlamento.

En la propia UE, la venta de todos los cosméticos probados en animales está prohibida desde 2013. Esto no ha impedido que la industria cosmética de la UE prospere y proporcione alrededor de dos millones de puestos de trabajo, destaca la resolución aprobada por el pleno.

 

Los eurodiputados lamentan que alrededor del 80% de los países del mundo siguen permitiendo la experimentación con animales y la comercialización de estos cosméticos. Y también apuntan a las lagunas en el marco regulatorio de la UE, ya que se permite la comercialización de cosméticos que, tras pasar pruebas en animales en otros países, son examinados con métodos alternativos en territorio comunitario.

 

Asimismo, recalcan que la mayoría de los ingredientes de los cosméticos se utilizan en muchos otros productos, como medicamentos, detergentes o alimentos, y que, por lo tanto, pueden haber sido probados en animales en virtud de diferentes normativas.

 

La falta de datos fiables sobre cosméticos testados en animales y luego importados a la UE es otro problema grave. El Parlamento insta a la UE a garantizar que ningún producto comercializado en el mercado comunitario haya sido experimentado en animales en países terceros.

 

Para lograr una prohibición global de la experimentación cosmética en animales y la venta de esos productos, los eurodiputados solicitan a los líderes de la UE que utilicen la diplomacia para formar una coalición internacional amplia y celebrar, en el marco de la ONU, un convenio contra la utilización de animales para el ensayo de productos cosméticos. El objetivo es que la prohibición entre en vigor antes de 2023.

 

El Parlamento también advierte contra cualquier debilitamiento, en el contexto de las negociaciones comerciales o en aplicación de las normas de la Organización Mundial del Comercio, de la prohibición vigente en la UE.

La resolución, que no es vinculante, fue aprobada con 620 votos a favor, 14 en contra y 18 abstenciones.

 

Antecedentes

 

Según una encuesta especial del Eurobarómetro de marzo de 2016, el 89% de los ciudadanos comunitarios quiere que la UE haga más para impulsar la concienciación internacional sobre la importancia del bienestar de los animales. El 90% de los ciudadanos comunitarios está de acuerdo con el establecimiento de normas estrictas al respecto reconocidas en todo el mundo.