Compartir esta página: 

  • Más apoyo a los medios públicos y a los periodistas de investigación 
  • Creación de un organismo regulador independiente para supervisar y denunciar las amenazas contra los periodistas 
  • Normas en la UE para defender a los periodistas frente a demandas que buscan acallarlos 

Los Estados miembros de la UE deben "crear y mantener, tanto en la legislación como en la práctica, un entorno seguro para los periodistas", afirmó el jueves el Parlamento.

El pleno aprobó una resolución -con 488 votos favorables, 43 en contra y 114 abstenciones- en la que pide a la Comisión una partida presupuestaria para financiar el Observatorio del Pluralismo de los Medios del Centro para la Libertad de los Medios, así como un mecanismo de control independiente para evaluar los riesgos para el pluralismo y la libertad de información en la UE.

 

Los eurodiputados instan a los estados miembros a aumentar el apoyo financiero a los medios públicos y los periodistas de investigación, pero dejando claro que no deben participar en las decisiones editoriales.

 

La Cámara quiere que los países informen regularmente de las ayudas concedidas a los medios de comunicación, además de un control estricto sobre esos fondos. Los eurodiputados reiteran que la aplicación del IVA debe ser neutral (no discriminando entre medios en papel y en línea), como ya pidió el PE en una resolución de 2011.  

 

Garantías para la libertad de expresión

 

Con objeto de defender a los periodistas ante la violencia y las amenazas, el texto propone la creación de un organismo regulador independiente e imparcial, en cooperación con las organizaciones de periodistas, para vigilar la situación y documentar los ataques.

 

Los eurodiputados señalan que los periodistas cuya libertad para trabajar se ha visto amenazada deben contar con mecanismos legales eficaces para no caer en la autocensura.

 

Ciberacoso, pornovenganza y abuso sexual infantil

 

El Parlamento está preocupado por el aumento del ciberacoso, la pornovenganza y el abuso sexual de menores, e insiste en que los medios deben comprometerse con el respeto de los intereses y derechos de los menores. Los eurodiputados apuestan por adoptar legislación para asegurar la detección y eliminación de todo contenido perjudicial para la dignidad humana.

 

Noticias falsas y comprobación de los hechos

 

La resolución hace hincapié en que hablar de noticias falsas "nunca debe tener como objetivo socavar la confianza del público en los medios de comunicación y desacreditar y criminalizar a las voces críticas", aunque admite que este tipo de noticias pueden representar una amenaza para la libertad de expresión y de opinión y para la independencia de los medios de comunicación. También apunta a los efectos negativos que su difusión puede tener en la calidad del debate político.

 

Para fomentar y proteger la información objetiva, los eurodiputados animan a las empresas de medios y a las plataformas en línea a facilitar herramientas a sus usuarios para detectar y notificar posibles noticias falsas, con el fin de corregir la información en caso oportuno y permitir a organizaciones independientes la comprobación de los hechos.

 

Por último, el Parlamento quiere que la Comisión proponga una directiva contra las demandas estratégicas contra la participación pública (Anti-SLAPP, por sus siglas en inglés) para proteger a los medios en la UE frente a acciones legales destinadas a silenciarlos o intimidarlos.