Compartir esta página: 

  • No se dan las condiciones para unos comicios creíbles, transparentes e inclusivos 
  • El calendario electoral deben acordarlo todos los partidos 
  • Venezuela debe parar el deterioro de los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho 

Venezuela no puede celebrar elecciones presidenciales hasta que se den las condiciones para unos comicios creíbles, trasparentes e inclusivos, señaló el Parlamento Europeo el jueves.

En una resolución aprobada con 492 votos a favor, 87 en contra y 77 abstenciones, el pleno del PE pide la suspensión inmediata de la convocatoria electoral anticipada del 20 de mayo para la presidencia del país.

 

La UE sólo reconocerá elecciones basadas en un calendario electoral viable, acordado en el contexto del diálogo nacional con todos los partidos políticos y actores relevantes, y que respete unas condiciones de participación equitativas, justas y transparentes, señala el texto.

 

La Cámara pide, en concreto, levantar las prohibiciones que pesan sobre los políticos de la oposición, liberar a los presos políticos, un Consejo Electoral Nacional imparcial, y garantías suficientes, entre ellas, la presencia de observadores electorales independientes.

 

Los eurodiputados subrayan que la decisión de la Corte Suprema de excluir a la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de las presidenciales “constituye una grave vulneración del principio de elecciones equitativas, al impedir que los candidatos de la oposición se presenten a las elecciones de manera libre y en igualdad de condiciones”.

 

El Parlamento destaca la creciente polarización y deterioro de la situación de los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho en el país, y confía en que un Gobierno legítimo salido de unas elecciones justas aborde de manera urgente la crisis económica y social que atraviesa el país y trabaje para la reconciliación nacional.

 

La resolución también insta a Caracas adoptar sin demora un plan de estabilización macroeconómica, en cooperación con las instituciones financieras internacionales, para frenar la crisis humanitaria provocada por la hiperinflación y la escasez de productos básicos y medicinas. Pide, asimismo, al Gobierno venezolano que permita la entrada de ayuda humanitaria.

 

Antecedentes

 

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela retrasó los comicios presidenciales convocados inicialmente el 22 de abril al 20 de mayo, tras el acuerdo entre el Gobierno y parte de los partidos de la oposición. El presidente Nicolás Maduro aspira a continuar en el puesto.

 

En febrero de 2018, los eurodiputados reclamaron la ampliación de las sanciones de la UE al presidente Maduro y a los líderes militares, y advirtieron de que el resultado de las presidenciales sólo será reconocido si las reglas de la votación son previamente acordadas con la oposición.