Compartir esta página: 

  • Fondo Europeo para la Transición (FET) para contrarrestar los efectos negativos de la digitalización y la automatización 
  • Posibilidad de pedir ayudas a partir de 200 empleos perdidos 
  • El Parlamento concluye la primera lectura 

El Parlamento apoyó el miércoles la revisión del programa europeo de apoyo para los trabajadores despedidos a causa de la globalización y los cambios tecnológicos o medioambientales,

La Cámara propone que el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) pase a llamarse Fondo Europeo para la Transición (FET). Durante el próximo periodo presupuestario (2021-2027), el Fondo seguirá siendo una herramienta de emergencia y solidaridad, aunque deberá contemplar otros efectos negativos de la globalización y el desarrollo tecnológico, como la digitalización, la automatización y la transición hacia una economía sostenible.

Para hacer el Fondo más accesible, los eurodiputados proponen reducir a 200 el número mínimo de despidos para poder optar a las ayudas del Fondo, en vez de los 500 actuales (y los 250 propuestos por la Comisión Europea), y alargar el periodo de referencia durante el cual deben tener lugar (entre seis y nueve meses, en vez de los cuatro a seis meses planteados desde la Comisión).

La financiación deberá ser destinada de manera prioritaria a medidas activas para la pronta reinserción laboral de los beneficiarios en sectores con proyección futura, no necesariamente vinculados al sector original de empleo. También podrán impulsar el autoempleo y la creación de empresas, incluida las cooperativas.

El pleno aprobó su posición en primera lectura con 570 votos a favor, 103 en contra y 14 abstenciones.