Compartir esta página: 

  • Las solicitudes de visado han aumentado el 50% en los últimos años 
  • El objetivo de la reforma es facilitar los viajes de turismo y de negocios 
  • Incentivos positivos para los países que cooperen con la UE en la readmisión de inmigrantes irregulares 

La UE simplificará las reglas para solicitar y emitir visados para estancias cortas en Europa y usará la política de visados para instar a otros países a cooperar en política migratoria.

El Parlamento aprobó el miércoles el nuevo Código europeo de visados, ya acordado de manera informal con el Consejo de Ministros. La norma establece los procedimientos y condiciones para conceder visados a nacionales de más de cien países, cuando deseen entrar a la UE durante periodos cortos (hasta 90 días en cualquier periodo de 180 días).

Los procedimientos para los viajeros de “buena fe” serán más sencillos, y habrá un vínculo directo entre las políticas de visados y migratoria.

Las solicitudes de visado tendrán que presentarse entre seis meses (en vez de los tres meses actuales) y quince días antes del viaje, excepto para los marinos, que podrán solicitar el visado hasta nueve meses antes.

Entre otros cambios:

  • la tasa general por un visado subirá de 60 a 80 euros -con una reducción posible para los menores de 18 años-, mientras que los niños menores de seis años, los estudiantes y los investigadores continuarán exentos de pagar la tasa;
  • la nueva exigencia de contratar un seguro médico de viaje será evaluada por la Comisión Europea a los quince meses de su introducción, teniendo en cuenta los gastos médicos reales en los que incurran las personas que viajen con visado;
  • los Estados miembros tendrán que trabajar con operadores externos para gestionar las solicitudes de visado en países en los que no estén presentes ni representados; y
  • los viajeros frecuentes podrán solicitar visados de entrada múltiple.

Cooperación en la readmisión de inmigrantes irregulares

Algunas disposiciones, como las tasas, el tiempo para resolver las solicitudes, y la validez temporal de los visados de entrada múltiple, podrán adaptarse en función del grado de cooperación - “suficiente” o “insuficiente”- de los terceros países en la readmisión de inmigrantes irregulares, a partir de una evaluación detallada que llevará a cabo la Comisión Europea cada ejercicio.

Declaración del ponente

Juan Fernando López Aguilar (S&D, España), afirmó: “Tras años de negociación hemos logrado un acuerdo ambicioso para modernizar y simplificar los procedimientos comunitarios sobre visados. Nuestro objetivo es facilitar los viajes legítimos de turismo y negocios, al tiempo que se refuerza la seguridad interna y se establecen mecanismos para evitar abusos. También conseguimos introducir incentivos positivos para los países que cooperen en la readmisión de inmigrantes, y no sólo sanciones para los que no lo hagan”.

Próximos pasos

La ley salió adelante con 428 votos a favor, 123 en contra y 56 abstenciones y ahora deberá ser adoptada formalmente por el Consejo de Ministros. Los cambios se aplicarán seis meses después de su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Contexto

En la actualidad, los nacionales de más de cien países están sujetos a la obligación de visado para entrar en la UE. El número de solicitudes de visado ha aumentado el 50% los últimos años, de 10,2 millones en 2009 a 15,2 en 2016.