El Parlamento Europeo defiende los derechos humanos

El respeto de los derechos humanos es uno de los valores fundamentales de la Unión Europea. Cualquier vulneración de estos derechos, tanto si se produce dentro de la UE como fuera, daña los principios democráticos en los que se basa nuestra sociedad. El Parlamento Europeo combate estas vulneraciones a través de su acción legislativa, por ejemplo, con las misiones de observación electoral, los debates mensuales sobre derechos humanos en Estrasburgo y la incorporación de los derechos humanos en sus acuerdos en materia de comercio exterior.

Además, el Parlamento Europeo apoya los derechos humanos mediante el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia, creado en 1988. Este premio se concede a personas que han contribuido de manera excepcional a la lucha por los derechos humanos en todo el mundo y llama la atención sobre las violaciones de los derechos humanos, además de respaldar a los galardonados y su causa.

Oleg Sentsov, Ganador del Premio Sájarov 2018

Oleg Sentsov es un director de cine y escritor ucraniano, detractor declarado de la anexión de Crimea a Rusia. El 10 de mayo de 2014 lo detuvieron en Simferópol (Crimea) por conspiración terrorista contra el poder de facto ruso de Crimea.

Oleg Sentsov, Ganador del Premio Sájarov 2018

© Sergei Venyavsky/Getty Images

Sentsov nació en Simferópol en 1976, estudió economía en Kiev y después guion y dirección de cine en Moscú. En 2012 estrenó su primer largometraje, Gámer, por el cual le concedieron un premio. En 2013 se convirtió en un miembro activo del movimiento «Automaidán» en defensa de la libertad, los derechos humanos y la paz, y ayudó a impulsar la revolución «Euromaidán». Unos meses más tarde, durante la anexión ilegal de Crimea en 2014, Sentsov organizó misiones humanitarias para los soldados ucranianos, proporcionándoles alimentos y medicación y ayudando a evacuar a sus familias. Debido a su participación activa en las protestas contra la ocupación, pospuso la producción de su segunda película, Rhino.

En mayo de 2014, el servicio de seguridad ruso (FSB) detuvo a Sentsov, lo llevó a Rusia y lo presentó ante un tribunal militar por supuesta actividad terrorista. Estuvo detenido un año antes de que ocurriera lo que Amnistía Internacional describió como «un juicio espectáculo extremadamente cínico». Antes de llevarlo ante el tribunal, el FSB lo declaró públicamente culpable de terrorismo, y las autoridades rusas le impusieron de forma unilateral la ciudadanía rusa, denegando a los funcionarios ucranianos el acceso a Sentsov. Sin embargo, este último denunció públicamente que le impusieran la ciudadanía rusa, alegando que la única ciudadanía que tenía era la ucraniana.

Sentsov fue acusado de dirigir una organización terrorista que preparaba la explosión de monumentos en Crimea, pese a que no se encontraron pruebas definitivas que demostraran su implicación en actividades delictivas. Además, el testigo clave de la acusación se retractó públicamente de su confesión inicial, reconociendo que la había hecho bajo tortura. Mientras tanto, Sentsov defendió tenazmente su inocencia; sin embargo, lo condenaron a veinte años de prisión y lo enviaron a una prisión de alta seguridad en Siberia, a miles de kilómetros de su casa. En el discurso que dio en el tribunal cuando se anunció su sentencia, Sentsov ridiculizó la falsedad del proceso y manifestó su esperanza de que la gente en Rusia ya no tuviera miedo. Sentsov encarna un espíritu de resistencia que se ha convertido en una inspiración para otras personas también oprimidas.

En mayo de 2018, Sentsov hizo huelga de hambre durante 145 días para pedir la liberación de todos los presos políticos ucranianos en Rusia. Debido a su crítico estado de salud, lo amenazaron con alimentarlo forzosamente, con lo que lo obligaron a abandonar su huelga en octubre de 2018. Incluso en prisión Sentsov sigue luchando por sus convicciones y por la libertad de su pueblo.

El 14 de junio de 2018, el Parlamento Europeo aprobó una Resolución insistiendo en la liberación incondicional e inmediata de Oleg Sentsov y de todos los demás ciudadanos ucranianos detenidos ilegalmente en Rusia. La organización rusa de derechos humanos Memorial, galardonada hace unos años con el Premio Sájarov, ha reconocido la condición de preso político de Sentsov. Muchos grupos y personalidades en defensa de los derechos humanos han pedido que lo liberen. Otros cineastas rusos y celebridades del mundo del cine también han instado al presidente de Rusia, Vladimir Putin, a que resuelva la cuestión. Por ahora, las voces que piden la liberación de Oleg Sentsov no han sido escuchadas.


¿De qué manera defiende el Parlamento Europeo los derechos humanos?

El Parlamento Europeo defiende los derechos humanos no solo mediante el Premio Sájarov, sino también a través de iniciativas políticas y legislativas concretas.

Contacto

Campañas de comunicación (DG COMM)

Parlamento Europeo
60 rue Wiertz / Wiertzstraat 60
B-1047 - Bruxelles/Brussels
Bélgica